Urbanismo demanda un nuevo modelo para ordenar las terrazas de los bares

En sus sugerencias a la revisión de la ordenanza, incide en acotar la ocupación del espacio público, frente a la estrategia aplicada por Comercio

SEBASTIÁN SÁNCHEZ MÁLAGA | ACTUALIZADO 14.01.2016 – 01:00

La Gerencia de Urbanismo abre de par en par el debate para transformar el modelo imperante en los últimos años en lo que a la ocupación del espacio público por parte de bares y restaurantes se refiere. Si durante años el Ayuntamiento ha optado por una regulación que facilitaba y promocionaba la actividad empresarial, la saturación que presentan ciertos escenarios urbanos ante la masiva presencia de este tipo de negocios ha hecho que cobre fuerza la vía de la intervención.

Tanto es así que el departamento encabezado por el concejal Francisco Pomares acaba de poner sobre la mesa la necesidad de aplicar controles a la actividad y a la implantación de terrazas en el marco de la nueva ordenanza de Vía Pública, actualmente en proceso de revisión. De facto, el documento de sugerencias supone una revisión profunda de las líneas de acción defendidas hasta la fecha por el área de Comercio. Y lo hace subrayando la necesidad de diferenciar entre el espacio público y el espacio privativo. “Los espacios públicos como calles, plazas, bulevares, plazuelas, … no deben liberarse del tráfico rodado para pasar a ser ocupados en su práctica totalidad por terrazas, publicidad, cartelería y demás elementos que impiden el disfrute público y directo por los ciudadanos”, se relata en el documento, en el que se plantea la posibilidad de combinar “el uso de terrazas con otros modos de aprovechamiento”. El ejemplo a evitar es el de la Plaza de las Flores, saturada por este tipo de instalaciones, mientras que la línea a seguir es la ahora marcada para el entorno de la Catedral, donde se acota de manera drástica la zona de terraza.

El escrito, al que tuvo acceso este periódico, cuestiona, por ejemplo, el empleo de la figura de los planes de aprovechamiento, utilizada de manera extendida por Comercio para acordar con los empresarios las condiciones de instalación de terrazas sobre la vía pública. “La revisión del texto de la ordenanza debe aprovecharse para regular de modo directo el máximo número de terrazas posible sin obligar a la tramitación posterior de un plan de aprovechamiento salvo que se trate de un caso de una complejidad y singularidad extrema”, señalan los técnicos municipales, para los que esta labor de modificación ha de servir para que cualquier interesado conozca de modo directo “los derechos y deberes que tendrá en caso de solicitar la ocupación de vía pública, sin dejarlo a expensas de un plan de aprovechamiento que supone una indeterminación jurídica y una posible vía de desigualdades”.

seguir leyendo aqui

MALAGAHOY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s