La asociaciones vecinales de Málaga exigen el cumplimiento de la normativa contra el ruido

Esther Ramírez, presidenta de la asociación de vecinos Centro Antiguo afirma que “el ruido ha provocado que haya un 28% menos de vecinos”

El informe ‘Monitorado de ruido en Málaga’elaborado por el Ayuntamiento de Málaga en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, ha corroborado lo que las asociaciones vecinales denuncian desde hace años, y es que el ruido en zonas como Teatinos y el Centro, supera notablemente el límite establecido de 55 decibelios. Así lo confirmaba ayer el edil de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, quién también añadía que ya se ha adjudicado a una empresa que analizará calle por calle para identificar cada foco de ruido y tomar las medidas pertinentes para cada caso concreto. Así mismo, el Ayuntamiento estima que a finales del presente año el trabajo podría estar finalizado.

La presidenta de la asociación El Romeral contra el Ruido, Virginia Martín, afirma que gracias a la presión vecinal se ha conseguido que se vayan a adoptar medidas. La asociación, que está operativa desde 2007, exige que se limite la apertura de locales de ocio, que se restrinjan los horarios, y que se recorten las terrazas. “Algunos locales están abiertos hasta las tres de mañana entre semana”, manifiesta Virginia Martín. Además, añade que las terrazas son uno de los focos de ruido más importantes. Virgina Martín manifiesta que algunas de las zonas más ruidosas son la avenida Plutarco, la calle Andrómeda, la calle Eolo y la calle Margarita Xirgu. “Queremos que se adopten medidas contundentes, no tonterías como poner una pegatina de la campaña de concienciación en la puerta del local”, declara. Igualmente, añade que le parece “incoherente” que se negocie con los hosteleros en lugar de aplicar la normativa. Por otra parte, el ruido nocturno provoca “trastornos de convivencia y de salud bastante importantes”. Virginia Martín manifiesta que hay personas que se tienen que tomar pastillas relajantes, que tienen ansiedad o mal humor; además, señala que aunque siempre es importante descansar para poder trabajar al día siguiente, hay profesiones en las que el descanso es más importante, como en el caso de los conductores de autobuses vecinos de la zona.

Por su parte, la presidenta de la asociación de Vecinos Centro Antiguo, Esther Ramírez, afirma que no buscan ningún tipo de enfrentamiento con los hosteleros, simplemente que haya un cumplimiento de la normativa. La presidenta afirma que la asociación tiene más de veinte años y que ya han pasado por muchas cosas como el botellón. También apunta que los lugares más ruidosos son calle Álamos y calle Capitán y que se ha constatado que hay zonas en las que ya no vive nadie: “En el censo actual somos 6.000 vecinos y cada vez somos menos, el ruido ha provocado que haya un 28% menos de vecinos”. Además, Esther Ramírez declara que “el centro histórico es un barrio residencial como otro cualquiera, no un polígono. No hay ningún fin de semana en que no haya eventos en el centro, lo que hace totalmente incompatible un uso residencial del centro”.

 

images (2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s