Moratoria municipal a las licencias de bares en las calles saturadas por el ruido

  • Es la principal medida que plantea Medio Ambiente para actuar en el Centro y Teatinos
  • Elude acotar el horario de las terrazas y lo deja en manos de una mesa con vecinos y hosteleros

    Casi un año después de tener sobre la mesa las conclusiones del estudio realizado sobre el ruido en el centro histórico de la ciudad, que marcaba de manera contundente las zonas acústicamente saturadas, el área de Sostenibilidad municipal empieza a perfilar las primeras medidas con las que rebajar el impacto sonoro de la actividad hostelera. Si bien la normativa actual otorga al Ayuntamiento la posibilidad de adoptar un amplio abanico de medidas, la posición del equipo de gobierno del PP pasa, de inicio, por limitar la concesión de licencias para este tipo de negocios en aquellas zonas en las que la saturación es mayor.

    Y ello, de acuerdo con las mediciones realizadas hace algo más de un año, afecta de lleno a la casi totalidad de las vías que componen el eje de ocio nocturno del casco antiguo, así como de la zona de Teatinos. En este sentido, las mediciones marcan de manera clara sobre el mapa los escenarios que habrán de ser considerados acústicamente saturados. De las 21 calles analizadas (con 41 puntos de medida), casi todas superan con creces el nivel permitido en horario nocturno.

    MITJANA Y SU ENTORNO, ALCAZABILLA Y SANTA LUCÍA, ENTRE LAS CALLES QUE SUPERAN LOS NIVELES

    En el caso del Centro, el incumplimiento es extensible en el horario de entre las 23:00 y las 07:00 en Cárcel, Granados, José Denis Belgrano, Lazcano, Méndez Núñez, Santa Lucía, Siglo, Strachan, Capitán, Marqués del Vado del Maestre, La Merced, Álamos, Ángel, Calderería, Dan, Granada, Jerónimo Cuervo, Juan de Padilla, Madre de Dios, Molina Lario, Mitjana, Sánchez Pastor, Alcazabilla, Bolsa, Luis de Velázquez, Méndez Núñez y Uncibay. En el distrito Teatinos, ello mismo es aplicable a Plutarco y Andrómeda.

    “El nivel sonoro se incrementa por las tardes, lo que origina un mayor número de superaciones de los objetivos de calidad acústica, si bien, estas superaciones son, en general, moderadas. La situación empeora en el período nocturno, ya que el objetivo de 55 dBA (más exigente que por las mañanas y tardes) queda superado en la inmensa mayoría de localizaciones; en muchas de ellas observamos que el nocturno es el período más ruidoso y que el indicador de largo plazo en este período (Ln) supera en más de 10 dBA los objetivos de calidad acústica”, destaca el estudio. Las principales fuentes del ruido, agrega, “son las actividades de ocio relacionadas con las terrazas y los locales de ocio nocturno; en menor medida hay zonas afectadas por el tránsito de peatones y únicamente tres zonas afectadas por el ruido de tráfico”.

    En todos estos puntos, de mantenerse la idea municipal, se fijará una moratoria de al menos un año, con el fin de no permitir la apertura de nuevos establecimientos de estas características. “Vamos a trabajar en la idea de no dar más licencias, hacer una moratoria para los locales que generen estas situaciones”, expusieron fuentes municipales.

    En este mismo marco de intervención, las fuentes consultadas, que confirmaron una reunión la semana pasada con los empresarios de la hostelería, incidieron en que se quiere actuar para evitar cualquier posible situación de “picaresca” con el traspaso de licencias de este tipo, tratando con ello de evitar la especulación económica que pudiera producirse en un escenario de escasa oferta y alta demanda.

    “Si limitas la concesión de nuevas licencias y se da la circunstancia de que el titular de la licencia es el propietario del local se puede producir un fenómeno de especulación, en el que pueda haber un interesado que ofrezca una determinada cantidad mayor para el arrendamiento; la idea es que el tener una licencia no se convierta en un factor de inflación de los alquileres”, apostillaron.

    Sobre lo que el equipo de gobierno del PP prefiere no actuar de manera unilateral es en la limitación de los horarios de las terrazas, una de las acciones “más sensibles” de las contempladas en el marco normativo. Sobre el particular, lo que maneja el área de Sostenibilidad es la creación de una mesa de trabajo en la que se dará asiento a los empresarios de hostelería y a los vecinos, de manera que participen de manera directa en la discusión sobre el problema y en la adopción de las medidas finales.

    Estos planes zonales tendrán una duración inicial de un año, al final del cual los responsables municipales analizarán el efecto de las medidas adoptadas y si las mismas deben mantenerse en el tiempo o “es necesario buscar otras soluciones”. El mismo estudio de hace casi un año incorpora una de serie de recomendaciones a poner en marcha para mejorar las condiciones de los entornos afectados. Entre ellos los ya planteados, caso de la implantación de un modelo de concesión de licencias de actividad distribuido que permita controlar el crecimiento de la actividad de ocio y restauración; o la fijación de límites horarios a la utilización de terraza.

    MALAGAHOY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s