26 de Abril Día Internacional de la Concienciación Sobre el Ruido 2017

Día Internacional de la Concientización sobre el Ruido (International Noise Awareness Day). El objetivo de la celebración de este día es ar los ciudadanos de los peligros que causa el ruido, como por ejemplo trastornos físicos, perdida de audición o desequilibrios psicológicos, y a la vez dar a conocer las diferentes formas de reducirlo.

Este día se celebró por primera vez el 24 de Abril de 1996, como parte de una conferencia local organizada por la “Liga de Personas con Problemas Auditivos” de la Ciudad de Nueva York, es parte de las actividades de un programa internacional en el que participan ciudades de los Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, con el fin de ar a los ciudadanos de los peligros del ruido y las formas de reducirlo en el ambiente circundante.

La “contaminación acústica” es un fenómeno que va en aumento y es un problema importante, sobre todo en las ciudades con alto nivel de industrialización o densamente pobladas. La causa principal es la actividad humana: el transporte, la industria, la construcción de edificios, las obras públicas y el aumento de zonas de ocio en zonas residenciales.

Por eso, el ruido es considerado como uno de los contaminantes más agresivos. Es un elemento distorsionador que invade el ambiente que nos circunda produciendo un deterioro en la calidad de vida. También es causa importante de trastornos físicos (pérdidas de audición) y desequilibrios psicológicos.

Romeral Ruido Original

Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido

l Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido es una actividad que se desarrolla anualmente a nivel mundial, desde hace más de 20 años, el último miércoles del mes de abril, con el propósito de promover a nivel internacional el cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la concienciación sobre las molestias y daños que generan los ruidos.

Las actividades relacionadas con el Día Internacional sin Ruido en España están organizadas desde hace años por la Sociedad Española de Acústica con la colaboración de diferentes organismos públicos y entidades privadas. 

Entre los organismos públicos se encuentran los Ayuntamientos que, dada su proximidad a la ciudadanía, pueden influir de manera muy directa en que la sociedad en general se conciencie de la necesidad de que se deben producir cambios en el comportamiento cívico respecto al ruido. A tal fin se les propone la organización de un acto en ese día que reúna a los colectivos más representativos del municipio para la difusión de recomendaciones y prácticas que ayuden a mejorar los niveles sonoros ambientales. Se sugiere la difusión de un cartel informativo que ayude a crear en la ciudadanía una mentalidad de cambio en las prácticas nocivas frente al ruido.

Como acto simbólico se recomienda el que a las doce de la mañana de ese día, se organice una concentración en la puerta del ayuntamiento que reúna al mayor número de ciudadanos junto con las autoridades municipales, para respetar “60 segundos de silencio” que permitan oír el ruido ambiente que les rodea. Una pancarta alusiva al acto en la fachada del ayuntamiento ayudará a darle la importancia que tal acto se merece.

Otro tipo de actividades promovidas por la Sociedad Española de Acústica para este día, están especialmente destinadas a las poblaciones infantil y juvenil, propiciando que en un gran número de centros escolares se desarrollen actos que ayuden a crear una mentalidad respetuosa con el medio ambiente acústico, siendo el colofón de las campañas de buenas prácticas sonoras, que preparadas por la Sociedad Española de Acústica, se ponen a disposición de todos los centros escolares que deseen incluir estas enseñanzas en su programa docente.
 Los actos del Día Internacional sin Ruido finalizan también manteniendo “60 segundos de Silencio”, a las 12 horas, al objeto de que cada participante pueda percibir el ambiente sonoro que le rodea.

Actualmente, el impacto del ruido en la audición, la salud y la calidad de vida está totalmente aceptado y demostrado por un gran número de estudios científicos y médicos.

El ruido está considerado como un agente contaminante del mundo moderno, el agente contaminante “invisible”, y hoy día los individuos y las comunidades no aceptan que el ruido sea un producto “natural” del desarrollo tecnológico, y en consecuencia se debe regular y controlar.

El ruido, como otros agentes contaminantes, produce efectos negativos en el ser humano, tanto fisiológicos como psicosomáticos, y constituye un grave problema medioambiental y social.
La lucha contra el ruido es una acción individual y colectiva, el ruido no lo hacen solo los demás, sino que lo hacemos todos.

La lucha contra el ruido precisa, por tanto, de la concienciación y colaboración ciudadanas, así como de una implicación decidida y eficaz de las administraciones competentes, con una legislación y normativas adecuadas.

Romeral Ruido Original

Un hombre de confianza de Bendodo, elegido para asumir el caso de las terrazas

Eugenio Benítez, nuevo director general de Promoción y Empleo del Ayuntamiento, viene de promover la Senda Litoral en la Diputación

La Opinión 22.04.2017 | 00:26

 

Apenas un mes después de haber cesado a Esther Molina como directora general de Promoción Empresarial y Empleo, el equipo de gobierno ha encontrado a su sustituto nombrando al funcionario Eugenio Benítez Montero, que proviene de la Diputación donde ocupa el cargo de director general para la Ciudadanía en el equipo de gobierno de Elías Bendodo.

Benítez Montero es licenciado en Derecho y funcionario de carrera (grupo A1) del Cuerpo Superior de Administradores Financieros de la Junta de Andalucía. A lo largo de su trayectoria profesional ha ostentado distintas responsabilidades tanto en la Junta, como en la Administración General del Estado y en la Diputación de Málaga. Fue entre 2013 y 2014 jefe de los servicios jurídicos de la Diputación y protagonizó episodios de desavenencias con los sindicatos de la institución.

Marchó después al Ministerio de Hacienda y en julio de 2016 volvió a la Diputación donde, tras un concurso público, fue designado director general de Ciudadanía. Benítez Montero se venía ocupando de los temas medioambientales de la institución y especialmente tenía encomendado el trabajo de sacar adelante el proyecto de la Senda Litoral, una actuación donde debe negociar con la Junta de Andalucía, el Gobierno central, las mancomunidades de municipios y 14 ayuntamientos de la provincia para seguir avanzando en la iniciativa.

Ahora Benítez Montero deberá bregar con uno de los asuntos que más problemas está causando en el gobierno local como es la regulación de la instalación de terrazas de hostelería. La falta de soluciones a este problema provocó el cese de Esther Molina, que fue víctima directa de la guerra interna que mantienen varias áreas municipales, especialmente las de Comercio y la de Urbanismo, sobre cómo intervenir en el control de la instalación de mesas y sillas en el Centro.

Fuentes de la Diputación mostraron su extrañeza por la decisión de Benítez Montero de abandonar su puesto parar irse al Ayuntamiento y consideran que no debe ser por cuestiones económicas, ya que la diferencia entre su sueldo en la Diputación (60.095 euros) y el que tendrá en el Ayuntamiento (65.000) es apenas de 5.000 euros.

images (2)

Málaga quiere reducir el número de locales de hostelería en el Centro

Inicia los primeros contactos para explicar sus planes para limitar la cantidad de bares y restaurantes por manzana con el fin de no superar el 20%

Miguel Ferrary 03.04.2017 | 07:38

Quiere desarrollar la ordenanza que controle la concesión de licencias en los locales que se queden vacíos

Control de las licencias de hostelería. Esa es la clave de la estrategia del Ayuntamiento de Málaga para evitar la saturación en el Centro Histórico. Los primeros pasos se están dando con contactos con los sectores implicados, a los que se les están exponiendo las líneas básicas de la actuación municipal y la presencia de responsables de otras ciudades que han tomado medidas similares.

La idea es buscar una mayor mezcla en la oferta del Centro, con idea de que la hostelería no ocupe más del 20% de los locales de cada manzana del casco antiguo. Eso supone establecer un sistema para el control de la concesión de licencias en aquellas zonas saturadas, para fomentar así la llegada de otros negocios que complemente el Centro y reduzcan los problemas asociados a la hostelería, como mayor nivel de ruido y ocupación de la vía pública.

El problema que ha surgido en el Centro en los últimos años va de la mano del boom turístico que está experimentando y del proceso de peatonalización de las calles. Lo que iba a ser una medida para hacer más atractivo el entorno histórico se ha convertido en la primera causa de la extensión de la hostelería y las terrazas.

Un estudio realizado por la Oficina del Medio Ambiente Urbano (OMAU) detecta manzanas de edificios en el Centro donde un 70% de los locales están ocupados por negocios de hostelería, cifra que puede llegar al 100% si se les suman las franquicias.

Estas cifras han supuesto el desplazamiento del comercio local y un encarecimiento del alquiler de los locales. Para revertir esta situación el modelo que se ha tomado es similar al aplicado en 1985 en la zona de Pedregalejo y que el Ayuntamiento de Barcelona está desarrollando para el entorno de Gracia, el Ensanche y la Ciudad Vieja, fundamentalmente. Esta medida consiste en prohibir la apertura de nuevos negocios hosteleros en la zona del Centro, de forma que los locales que se vayan quedando vacíos no reciban licencia para hostelería.

Esta medida iría acompañada de la obligación a los dueños de ocupar el local y no dejarlo vacío, evitando que se especule y se inflen los precios de forma artificial. Pedro Marín, responsable del OMAU, explica que estas medidas, que están ya aprobadas por el Ayuntamiento de Málaga, aunque pendientes de que se desarrolle una ordenanza para que tengan una aplicación práctica.

«Hemos pasado de 500.000 a 4 millones de turistas en poco más de quince años, lo que ha significado crear mucha riqueza y esperamos que empleo», reconoció Marín, quien advirtió de que este aumento de turistas hace que el Centro corra el riesgo de convertirse «en un parque temático de restaurantes, franquicias y apartamentos turísticos».

Los planes municipales permitirían la renovación progresiva de la oferta del Centro sin forzar ningún cierre y siguiendo la evolución natural de los negocios: «No se echa a nadie a la calle. Cuando haya un traspaso o cierre, simplemente se prohíbe que se le pueda dar uso de restaurante», insiste

El responsable del OMAU apunta que los problemas de Málaga se acrecientan al disponer de un Centro Histórico relativamente pequeño, de apenas 15 hectáreas, que el Ayuntamiento intenta extender con otros proyectos de renovación como la calle Carretería o la Alameda.

images (2)

Marín recuerda que el objetivo final de esta medida es aumentar la población del Centro Histórico, que en definitiva era el fin inicial del plan de renovación del Centro iniciado en 1995 y que se ha frustrado por los problemas de ruido. «En zonas como Beatas y Tomás de Cózar han quedado los que no se pueden ir y encima tienen la presión de los apartamentos turísticos». Y ésta es una nueva arista en los problemas del Centro.

Apartamentos turísticos

El Centro Histórico ha multiplicado por tres los apartamentos turísticos registrados, pasando de 2.000 a finales de 2015 a los 6.000 contabilizados a finales del año pasado. Este incremento está ocasionando los primeros problema de convivencia, sobre todo por la falta de una regulación clara que determine las condiciones que se deben cumplir. Para ello, el Ayuntamiento está en conversaciones con el sector para el desarrollo de una ordenanza que aclare el decreto de la Junta.