Los bares de Málaga deberán tener menos metros de terraza que de local

La nueva ordenanza, que incluye como sanción la retirada de todas las mesas entre 10 y 30 días, entrará en vigor después del verano

 

20 mayo 201700:38

Después de prácticamente dos años de trabajo, la nueva normativa que regulará la instalación de las terrazas en Málaga está a punto de iniciar su tramitación administrativa con la previsión de que entre en vigor después del verano. El borrador que en el equipo de gobierno consideran prácticamente definitivo fue presentado ayer a los grupos de la oposición y, entre las principales novedades que incluye respecto a la actual ordenanza de Ocupación de la Vía Pública que data de 2007 está que la autorización para mesas y sillas en el exterior no podrá ser superior al 75% de la superficie del propio establecimiento, una exigencia puede suponer un serio contratiempo para numerosos locales del Centro. Asimismo, se establece que la ocupación no podrá superar el 50% de la acera y siempre dejando al menos dos metros libres para los peatones y una separación de un metro con los portales de viviendas o accesos a garajes. Otra escena llamada a desaparecer es la de aquellos negocios que están separados de la terraza por una calzada abierta al tráfico rodado, al igual que tener dos zonas exteriores habilitadas (una junto a la fachada y otra en otro punto) salvo que las condiciones de la calle así lo aconsejen.

Sobre el papel, la nueva ordenanza es muy restrictiva, pero deja la puerta abierta a salvar estas limitaciones a través de los planes de aprovechamiento, una herramienta que tiene la Junta de Gobierno Local para aprobar medidas sobre ocupación, estética o diseño del mobiliario en las calles con mayor demanda de terrazas.

Sanciones

En lo que sí que se endurece la normativa es a la hora de penalizar los excesos. Si hasta ahora a los negocios que ocupan más espacio del autorizado se les retiran las mesas y sillas colocadas de más, la nueva ordenanza va más allá y, además de la pertinente multa, se contempla la suspensión de la autorización de toda la terraza entre 10 y 30 días siempre que esta circunstancia haya sido detectada dos veces en acta por la Inspección de Vía Pública o por la Policía Local (infracción grave). En caso de reiteración o cometer otras infracciones como no pagar la tasa municipal podría conllevar la anulación definitiva de la autorización.

«Consideramos que se trata de una ordenanza muy completa, en la que hemos tenido en cuenta las aportaciones de todos los colectivos afectados y también de otras áreas municipales como las de Seguridad, Urbanismo o Accesibilidad con el objetivo de reordenar las terrazas para garantizar el tránsito peatonal y el respeto a los vecinos, pero sin destruir la actividad económica», aseguraba ayer la concejala Reactivación Económica, Promoción Empresarial y Fomento del Empleo, María del Mar Martín Rojo.

Una vez reciba el visto bueno de la Junta de Gobierno Local, el nuevo texto tendrá que ser aprobado provisionalmente por el Pleno, momento en el que se abrirá un plazo de 30 días para presentar alegaciones y, una vez incorporadas o rechazadas, volver al Pleno para su aprobación definitiva y ser remitido al Boletín Oficial de la Provincia para su entrada en vigor. Aunque Martín Rojo confía en que «el consenso alcanzado con todas las partes» y las conversaciones con la oposición agilicen el procedimiento de alegaciones, la previsión es que la nueva ordenanza no empezará a aplicarse antes de que pase el verano

 

images (3).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s