Málaga formará a policías locales para intensificar la guerra contra el ruido

TAMARA MONTES DE OCA
30/11/2015 21:50

La Corporación se ha puesto de acuerdo en ganar la batalla al ruido en Málaga, una queja muy recurrente entre los residentes del centro histórico y el barrio de El Romeral, en Teatinos. El pleno ha dado luz verde, a propuesta de una moción urgente del PSOE, a poner en marcha una serie de medidas dirigidas a intensificar el control e inspecciones para hacer cumplir la normativa en las zonas más conflictivas. Entre ellas, se contempla la formación específica de los agentes en los distritos afectados sobre el cumplimiento de las ordenanzas contra el ruido y la ocupación de la vía pública.

“Málaga es de las pocas ciudades que cuenta con un mapa estratégico”, ha defendido el edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, que insiste en que el Ayuntamiento trabaja por conciliar el derecho al descanso de los vecinos con los intereses comerciales. Para el popular, falta concienciación. Algo en lo que discrepan los vecinos, como Virginia Martín, portavoz de El Romeral, que reclama más mano dura desde el Consistorio.

“El Defensor del Pueblo Andaluz fue semanas atrás muy claro”, incidió la portavoz socialista María Gámez, “y puso de manifiesto en su informe la ineficacia en la competencia para acabar con este problema”. La institución emitió una resolución, aunque no vinculante, en la que hacía una serie de recomendaciones al Ayuntamiento. Entre ellas, el control, reducción y limitación de las terrazas de negocios en zonas afectadas o el estudio de Zona Acústicamente Saturada de los puntos conflictivos que daría paso a la implantación de una serie de medidas más restrictivas.

http://andaluciainformacion.es/malaga/552995/malaga-formara-a-policias-locales-para-intensificar-la-guerra-contra-el-ruido/

andaluciainformacion

Anuncios

Estudian declarar como Zona de Protección Acústica el Romeral y el centro de Málaga

El Ayuntamiento de Málaga promete adoptar medidas más eficaces contra el ruido que sufren los vecinos del centro histórico y el Romeral. Será en 2016, según avanza a Viva Málaga el edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, que apunta a que a final de este mismo mes concluirán las mediciones acústicas realizadas con los sonómetros instalados en las zonas más conflictivas de la capital. Unas mediciones que se pueden seguir a diario a través de la web http://www.ruidomalaga.vatia.es.

Será el primer paso para contar con datos reales que hagan un mapa más certero de la situación, tras años de quejas vecinales, y que den paso a actuaciones como la declaración de Zona de Protección Acústica Especial. El área de Medio Ambiente ya reserva incluso partida económica para acabar o, al menos intentarlo, con un viejo problema  en una ciudad que trata de conciliar el descanso con su atractivo turístico.

“Una vez que en el mes de diciembre contemos con el borrador de los resultados podremos avanzar en esta declaración, que nos permitirá establecer mecanismos de control del ruido y restringir horarios”, indica Jiménez, que defiende que el Ayuntamiento de Málaga está trabajando por mitigar este problema. A esto se une la nueva Ordenanza que regulará el uso de la Vía Pública que incorporará medidas muy contundentes frente a las terrazas y las molestias del ruido.

“Los vecinos deben luchar con el Ayuntamiento, y no contra éste, contra los ruidos”, sentencia el edil, que pone sobre la mesa la dificultad de conciliar ambos intereses. “No descartamos restricciones, está claro que está el derecho al descanso del vecino pero hay que ganar todos, que en este asunto nadie se sienta perdedor”, concluye.

OPINION

Seguramente que el Sr. Jimenez no se habra dado cuenta que esta asociacion lleva luchando desde 2007 y que nuestra lucha se centra hacia quien no cumple las ordenanzas municipales y contra los que no hacen cumplir las ordenanzas municipales. Esperemos que en 2016 veamos algo que nos haga creer en su palabra.

andaluciainformacion

La vida sigue igual en El Romeral

El Ayuntamiento asegura que el Defensor del Pueblo archivó la queja por contaminación acústica

 

JOSÉ MANUEL ALDAY | MÁLAGA

La resolución sobre la que dábamos cuenta ayer en esta misma sección del Defensor del Pueblo Andaluz de instar al Ayuntamiento de Málaga a intervenir para acabar con las molestias causadas ante la problemática de ruidos provocada por la aglomeración y acumulación de establecimientos hosteleros con terrazas en la zona de El Romeral ha sido rápidamente contestada por responsables municipales, quienes aseguran que el asunto fue archivado tras las actuaciones llevadas a cabo por el propio Ayuntamiento. La asociación de vecinos ‘El Romeral contra el ruido’, que dio cuenta de esa resolución tras presentar una queja enero de este año, mantiene sin embargo que está vigente y que fue colgada esta misma semana en la web del Defensor del Pueblo Andaluz, aunque reconoce que es del mes de junio y argumenta que había que dejar un periodo de alegaciones antes de hacerla pública. La resolución en cuestión recuerda al Ayuntamiento la obligación legal que tiene de ejercitar «de forma eficaz, diligente y de acuerdo con el principio de buena administración», sus competencias en materia de protección contra el ruido, policía administrativa, control y vigilancia de actividades hosteleras, haciendo compatible la libertad de empresa y el ocio con el descanso de quienes residen en entornos ruidosos. Para ello recomienda que «desde ya» se afronte esta problemática con una reunión conjunta entre todas las áreas municipales implicadas y la policía local.

Luis Medina-Montoya, Director General de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Málaga, aseguró ayer, sin embargo, que el asunto «se dio por finalizado y archivado» tras los informes aportados por el Ayuntamiento de actuaciones seguidas en línea con las recomendaciones realizadas. Indicó que también se remitió «un amplio y detallado informe del Área de Medio Ambiente» en el que se detallaban todos y cada uno de los expedientes que se habían tramitado en la zona del Romeral por denuncias de ruido, rebatiendo de esta forma la acusación de inactividad del Ayuntamiento mantenida por la asociación que presentó la queja al Defensor del Pueblo Andaluz.

Y es que la asociación planteó la queja por los problemas de ruidos sufridos como consecuencia de la aglomeración de actividades hosteleras y, en particular, por «la indefensión que tenemos por parte del Ayuntamiento en todos sus estamentos, ya que después de varios años no conseguimos que se solucione el problema sino que se está agravando más y más». En su resolución, el Defensor del Pueblo insta a que «con urgencia, sin perjuicio de las medidas que a fecha de esta resolución ya haya podido poner en marcha el Ayuntamiento de Málaga, se agilice todo lo posible, previos trámites legales oportunos, la declaración de zona acústicamente saturada, con la adopción de las medidas que, en su caso, procedan».

Con todo, esté o no en vigor la resolución del Defensor del Pueblo Andaluz, que recordemos en todo caso no era vinculante y consistía en meras recomendaciones, en cuestiones de ruidos ‘la vida sigue igual en El Romeral’ porque, según Miguel Ángel Gil, de la asociación contra el ruido, «el Ayuntamiento no está haciendo nada».

 

images (3)

El Defensor pide mayor control de los ruidos

Una resolución del organismo insta al Ayuntamiento a intervenir en El Romeral tras las reiteradas quejas

JOSÉ MANUEL ALDAY | MÁLAGA

Una resolución del Defensor del Pueblo Andaluz insta al Ayuntamiento de Málaga a intervenir para acabar con las molestias causadas por los ruidos provocados por la aglomeración y acumulación de establecimientos hosteleros con terrazas en la zona de El Romeral. La resolución, que no es vinculante, se produce tras la denuncia realizada por la asociación de vecinos ‘El Romeral contra el ruido’, y recuerda al Ayuntamiento «la obligación legal que tiene de ejercitar de forma eficaz, diligente y de acuerdo con el principio de buena administración», sus competencias en materia de protección contra el ruido, policía administrativa, control y vigilancia de actividades hosteleras, haciendo compatible la libertad de empresa y el ocio con el descanso de quienes residen en entornos ruidosos. Para ello recomienda que «desde ya» se afronte esta problemática con una reunión conjunta entre todas las áreas municipales implicadas y la policía local. Asimismo, recuerda al Consistorio la necesidad de proceder «cuanto antes» a tramitar la comprobación de si la zona del Romeral reúne los requisitos para ser declarada zona acústicamente saturada, «con las correspondientes medidas que ello implicaría». Finalmente recuerda la normativa municipal existente en materia de terrazas cuando su utilización genera ruido para las personas residentes en sus entornos, y señala que hay que hacer prevalecer el descanso frente a la ampliación de los negocios con terrazas exteriores.

Miguel Ángel Gil, vicepresidente de la asociación ‘El Romeral contra el ruido’, valoró ayer positivamente la resolución, aunque dijo que «pese a que sabemos que no es una resolución vinculante, esperamos que se cumplan las recomendaciones que se realizan».

La asociación planteó la queja por los problemas de ruidos sufridos como consecuencia de la aglomeración de actividades hosteleras y, en particular, por «la indefensión que tenemos por parte del Ayuntamiento en todos sus estamentos, ya que después de varios años no conseguimos que se solucione el problema sino que se está agravando más y más». En este sentido señalaban que «existen diferentes ordenanzas, de Vía Pública y de Ruido ambiental, que regulan cómo los hosteleros tienen que convivir con los vecinos de su alrededor en materia de licencias de terrazas y límites de ruido que no pueden sobrepasar». Y exponían que a pesar de ello «la situación actual y la que venimos arrastrando durante años, es que ambas ordenanzas se incumplen, existen muchas denuncias interpuestas a través de la Policía tanto Nacional como Local pero cuando llegan al órgano ejecutor, el Ayuntamiento, éstas no se llevan a cabo», por lo que concluían que «por incompetencia del Ayuntamiento de Málaga y ‘dejadez de sus funciones’ no se soluciona el problema».

En su resolución, el Defensor del Pueblo insta a que «con urgencia, sin perjuicio de las medidas que ya haya podido poner en marcha el Ayuntamiento de Málaga, se agilice todo lo posible, previos trámites legales oportunos, la declaración de zona acústicamente saturada, con la adopción de las medidas que, en su caso, procedan».

En el caso de que ese proceso no culmine si no se cumplieran los requisitos para ello, se insta al Ayuntamiento a que «se agilice en todo lo posible, previos trámites legales oportunos, la aprobación del plan de acción que pueda paliar la problemática de ruidos tratada».

Junto al Romeral, el Centro Histórico es otra de las zonas donde más quejas se producen por los ruidos ocasionados en sus calles.

 

images (3)

 

 

El Defensor reclama medidas contra el ruido en el Romeral

TAMARA MONTES DE OCA
19/11/2015 22:11

El Defensor del Pueblo Andaluz da la razón a los vecinos de El Romeral que llevan años batallando por conciliar el sueño. La institución emite un informe -aunque no es vinculante- realizando recomendaciones al Ayuntamiento de Málaga para la adopción de medidas para paliar el problema de los ruidos que padecen los residentes.

Un documento donde deja de manifiesto “la absoluta ineficacia en el ejercicio de las competencias legales de vigilancia”. Entre ellas, que se declare como Zona Acústicamente Saturada, lo que supondría la puesta en marcha de un plan de acción muy reclamado por los vecinos.
Junto a esto, la institución recomienda “reducir, limitar e incluso dejar sin efecto los veladores autorizados a los establecimientos que se ubican en las calles donde se producen más molestias”. “El Defensor nos da la razón, de alguna forma nos sentimos arropados aunque no sirva a efectos prácticos”, explica Virginia Martín, vecina de la zona y uno de los rostros más visibles de esta lucha.

“Para nosotros es una inyección para los que llevamos años cansados de luchar, nos va a dar ganas para seguir”, incide. El Consistorio aprobó el II Plan de Acción contra el Ruido de Málaga, que incluye un mapa estratégico que sitúa las zonas más conflictivas acústicamente. “El año pasado la policía realizó más de 400 intervenciones, han instalado sonómetros pero no sabemos qué van a hacer”, indica. Muchos vecinos no se han quedado de brazos cruzados. Se está pendiente de señalar un juicio contra un establecimiento. Algunos ya plantean llevar incluso al Ayuntamiento de Málaga a los tribunales.

Una zona de marcha sin poder pegar ojo

El Romeral es un barrio de nueva construcción que se ha convertido en una zona de ocio, aunque no declarada oficialmente. Que ha provocado que muchos vecinos lleven años sin poder pegar ojo en condiciones. La proliferación de bares de copas, la multiplicación de terrazas y el cierre de negocios de madrugada -hasta 80 negocios- mantiene en pie de guerra hace años a sus residentes. No son pocos los que han optado por vender y marcharse a otra zona. Algunos, incluso, se plantean alquilar y buscar el descanso en otro rincón de la ciudad. Se sienten indefensos.
La jaqueca acompaña la vida de algunos vecinos. Aseguran no estar en contra de la presencia de locales pero piden más regulación en sus horarios, conciliando el descanso con la actividad comercial. Y, sobre todo, más civismo para quienes acuden a divertirse. Hay residentes que también reclaman mayor presencia policial. Y controles de alcoholemia. Y es que los hay que hasta visitan la zona hasta a lomos de un caballo.

andaluciainformacion

Los vecinos del Romeral ganan una batalla en la guerra del ruido. El Defensor del Pueblo Andaluz insta al Ayuntamiento de Málaga a afrontar “esta problemática” ya.

Los vecinos del Romeral ganan una batalla en la guerra del ruido. El Defensor del Pueblo Andaluz insta al Ayuntamiento de Málaga a afrontar “esta problemática” ya. Nace un ‘frente popular’: hoy se reúnen vecinos de Teatinos y del Centro

 

Virginia Martín, de la plataforma Romeral contra el Ruido: “El Defensor del Pueblo Andaluz refrenda nuestra posición; que el Ayuntamiento ponga pies con pared con este problema”. El problema del ruido en la zona se da desde 2007

Ayer la plataforma vecinal Romeral contra el Ruido pudo celebrar una victoria contundente. El Defensor del Pueblo Andaluz publicó la resolución a una queja manifestada por este colectivo al Ayuntamiento de Málaga, a cuenta del exceso de ruido en la zona del Romeral, en Teatinos. Los residentes se ven obligados a soportar excesos sonoros por la concentración de ocio nocturno de algunas vías como…

…calle Plutarco. Virginia Martín, una de las portavoces de este conjunto de ciudadanos, denuncia que el Ayuntamiento apenas les da soluciones. Es la victoria de una batalla en la larga guerra contra el ruido. Hoy, por ejemplo, mantendrán una reunión vecinos de esta zona Oeste de la capital con los habitantes del Centro Antiguo, que también sufren esta “problemática”. Nace un nuevo “frente popular”. Una información de EL OBSERVADOR

Noticia integra aqui

2e1ax_vintage_entry_Revista-El-Observador

Resolución del Defensor del Pueblo Andaluz por las molestias en El Romeral

Resolución del Defensor del Pueblo Andaluz formulada en la queja 14/5246 dirigida a Ayuntamiento de Málaga

Gracias a la gestion resalizada desde esta Asociacion, el Defensor del Pueblo Andaluz nos da la razon a nuestras reivindicaciones. A continuacion resumimos los 4 puntos de resolucion para que el Ayuntamiento de Malaga lo ponga en marcha cuanto antes. Para ver toda la resolucion al completo pincha aqui https://t.co/xxvD2mkHC3

RESOLUCIÓN

RECORDATORIO 1: de la obligación legal de ejercitar de forma eficaz, diligente y conforme al principio de buena administración, las competencias que el artículo 25 de la LBRL atribuye a los municipios en materia de policía administrativa, control, vigilancia y disciplina de establecimientos públicos y actividades recreativas, control del tráfico y protección contra la contaminación acústica, con objeto de dar la suficiente protección al derecho al descanso de la ciudadanía frente al ruido generado por el desarrollo de actividades hosteleras y de la acumulación de personas usuarias de las terrazas que a tales actividades se les han autorizado.

RECOMENDACIÓN 1: para que, con urgencia, sin perjuicio de las medidas que a fecha de esta Resolución ya haya podido poner en marcha el Ayuntamiento de Málaga, se agilice todo lo posible, previos trámites legales oportunos, la declaración de ZAS de la zona objeto de este expediente de queja, con la adopción de las medidas que, en su caso, procedan.

RECOMENDACIÓN 2: -para el caso de que ese proceso no culmine con la declaración de ZAS, si no se cumplieran los requisitos para ello- para que se agilice en todo lo posible, previos trámites legales oportunos, la aprobación del plan de acción que pueda paliar la problemática de ruidos tratada.

RECORDATORIO 2 de la regulación normativa contenida en la Ordenanza de Ocupación de la Vía Pública de Málaga en cuanto a la posibilidad de reducir, limitar, e incluso dejar sin efecto, para determinadas zonas, el número de veladores autorizados cuando concurran razones de alteración de la pacífica convivencia o de molestias al vecindario o si existieren causas que lo hagan aconsejable a juicio de la Corporación.

RECOMENDACIÓN 3 para que, en todo caso, y con independencia de que se esta zona llegue a declararse ZAS o que, en su caso, se apruebe un plan de acción, se proceda: primero, con un previo diálogo con los representantes de las personas afectadas por esta problemática, a valorar la pertinencia de reducir, limitar e incluso dejar sin efecto, los veladores autorizados a los establecimientos que se ubican en las calles donde se producen más molestias por ruidos generados por actividades hosteleras y las terrazas a ellas vinculadas; segundo, a establecer un marco de actuación policial que vigile que las actividades se ajustan estrictamente a lo autorizado; y tercero, que se tramiten con diligencia, impulso y celeridad los expedientes administrativos sancionadores, así como la adopción y efectiva materialización de las medidas provisionales adoptadas.

Creemos, aún partiendo de la base de que este tipo de problemáticas son, en la práctica, difíciles de controlar, que el hecho de que se haya generado una situación compleja en la que confluyen diversos intereses de diferente índole y diversos derechos -derecho al descanso, derecho al ocio y derecho al libre ejercicio de una actividad económica-, no puede retrasar por más tiempo el que desde el Ayuntamiento de Málaga, en el ejercicio de las competencias legales que tiene atribuidas, se adopten de manera efectiva todas las medidas a su alcance para evitar que sigan vulnerándose derechos constitucionales y fundamentales de la ciudadanía. En este sentido, no deben ahorrarse esfuerzos en llevar a cabo acciones mediadoras entre los distintos colectivos afectados, pero, al mismo tiempo, no puede renunciarse al ejercicio eficaz y decidido de las competencias legales que tiene atribuidas para garantizar los derechos de la ciudadanía.

La presente Resolución, por las implicaciones que tiene para distintas áreas de ese Ayuntamiento, creemos que debe ser también remitida desde esa Delegación de Medio Ambiente, a la Policía Local, a GESTRISAM, al área o delegación competente para autorizar, limitar o reducir el número de terrazas de veladores autorizados, al área de promoción empresarial y empleo y a la Junta de Distrito, así como a cualquier otra área con implicación en materias afectadas, como movilidad o accesibilidad, a fin de que se valore lo que decimos y se actúe de forma coordinada entre todos los servicios municipales.

Jesús Maeztu Gregorio de Tejada Defensor del Pueblo Andaluz

Comentarios

Junta y Ayuntamiento de Málaga guardan silencio en plena precampaña sobre la ampliación de horarios en la hostelería

Ninguna de las administraciones opina sobre la petición de los empresarios de la provincia de desregularizar el sector para no enemistarse con ninguna de las partes

Nadie quiere ver el órdago a grandes lanzado por los hosteleros de la provincia. Como si de una partida de mus se tratara, ni la Junta de Andalucía ni el Ayuntamiento han querido opinar sobre la ampliación de horarios y terrazas que han planteado los propietarios de los negocios a la Dirección General de Interior de la administración andaluza. De momentos, ambos prefieren mantener silencio para no enemistarse con nadie en este periodo preelectoral.

Desde la Junta de Andalucía, la administración que ha comenzado el proceso para reformar dos leyes que datan del año 2002, se limitan a afirmar que la modificación de las órdenes de horarios de apertura y cierre y el nomenclator se encuentra en una fase muy inicial y que antes de tomar cualquier decisión se tienen que formar diferentes grupos de trabajo para valorar cualquier actuación. Por no decir, no han dicho si les parece bien o mal la petición ni si sería o no ejecutable, aun fuera con matices.

Sorprende también la falta de opinión del alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, que acostumbra a ‘mojarse’ al ser cuestionado sobre cualquier asunto. Ymás cuando se trata de un tema que afecta de lleno a la ciudad y en el que el Ayuntamiento es siempre el centro de la diana de las iras de los vecinos. De la Torre afirmó ayer que se trata de un tema «en el que hay que tener la prudencia de conocer bien» y se mostró abierto a hablarlo con quien sea necesario.

El regidor sólo aseguró que cualquier cambio «debe avanzar muy en consenso con los residentes», ya que deben ser para mejorar tanto desde el punto de vista de la actividad productiva como de la calidad de vida de los vecinos afectados. Sobre lo único que sí se mojó, y en parte, fue la celebración de actuaciones musicales: «Siempre he pensado que la actividad musical debe ser más dentro que fuera, que todo eso puede hacerse siempre que haya un aislamiento acústico adecuado y que eso descargara de ruido el exterior».

Las medidas planteadas por la asociación Málaga Hostelería (Mahos) a la Junta de Andalucía inciden fundamentalmente en la ampliación de horarios de los bares de copas y en la posibilidad de que los restaurantes puedan acoger actuaciones musicales. En una reunión mantenida con responsables andaluces demandaron que los pubs adelanten la apertura a las 8 de la mañana para servir desayunos y retrasen el cierre hasta las 5 de la madrugada –una hora más que en la actualidad–. Igualmente pidieron que los restaurantes puedan acoger actuaciones musicales para dar un servicio añadido a sus clientes.

Junto a ellos, los empresarios de discotecas de la provincia han demandado poder habilitar una terraza como hacen los bares musicales y servir cenas en el interior de sus negocios. En esta misma línea también han solicitado una reducción del IVA en las copas, que en la actualidad está en el 21% y ellos quieren dejarlo en el 10%.

Esta petición formal se ha topado con la oposición frontal de los vecinos de las zonas afectadas por la marcha nocturna. En el caso de la capital, los residentes del Centro y de El Cónsul ya han anunciado que acudirán a los tribunales si la Junta finalmente accede a los deseos de los hosteleros. Incluso los residentes del casco antiguo no descartan acudir al Defensor del Ciudadano por los problemas que sufren a diario.

En un escrito remitido a la Delegación del Gobierno de la Junta, al área de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Málaga, los vecinos del Centro se niegan en rotundo a la aplicación de estas medidas porque «supondría reducir aún más si cabe el derecho fundamental al descanso del residente». Y no sólo eso, sino que muestran una total «desconfianza hacia las autoridades competentes» ya que nadie les informa sobre las actuaciones que se quieren desarrollar.

Yen la misma línea se posiciona la asociación El Romeral contra el Ruido, en donde esperan que estas peticiones «queden en agua de borrajas». «Es alucinante que pretendan ampliar la actividad conociendo la problemática que hay en muchos barrios; me parece de una desfachatez increíble», resumía el domingo su portavoz, Virginia Martin.

Vecinos plantan cara a la ampliación de horarios y terrazas en la hostelería

 images (3)

Residentes del Centro y del Romeral no descartan la vía judicial para evitar que la Junta autorice la reforma que piden bares, restaurantes y discotecas

La calle Luis de Velázquez, a rebosar de clientes. La calle Luis de Velázquez, a rebosar de clientes. / SUR
Vecinos plantan cara a la ampliación de horarios y terrazas en la hostelería

Residentes del Centro y del Romeral no descartan la vía judicial para evitar que la Junta autorice la reforma que piden bares, restaurantes y discotecas
JUAN SOTO | MÁLAGA @JJSotoT
26 octubre 2015
«Os estáis riendo de nosotros, en nuestra propia cara». La frase, del arquitecto y vecino del Centro Oscar Agudo, demuestra bien a las claras cuál es el sentimiento mayoritario de los residentes de la ‘almendra’ de la ciudad respecto a los excesos cometidos por los hosteleros y sus nuevas exigencias para cambiar el sector. Tras conocer que los empresarios de la provincia quieren dinamitar la actual regulación y han solicitado cerrar más tarde e instalar nuevas terrazas, los vecinos han mostrado su total rechazo a la petición argumentando que debería ser todo lo contrario, más bien limitar los horarios para reducir la contaminación en las zonas acústicamente saturadas.

En un escrito remitido a la Delegación del Gobierno de la Junta, al área de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Málaga, se niegan en rotundo a la aplicación de estas medidas porque «supondría reducir aún más si cabe el derecho fundamental al descanso del residente». Y no sólo eso, sino que muestran una total «desconfianza hacia las autoridades competentes» ya que nadie les informa sobre las actuaciones que se quieren desarrollar.

NOTICIA RELACIONADA
Los bares de copas quieren poner desayunos y cerrar a las cinco de la mañana
El escrito, firmado por la presidenta de la asociación de vecinos Centro Antiguo, Ester Ramírez, incluye a modo de ejemplo dos gráficos en donde se comprueba el exceso de contaminación acústica en la plaza Marqués del Vado del Maestre (Mitjana) a altas horas de la madrugada. «Según la actual situación en la que se encuentra el Centro, se puede considerar como una zona acústicamente saturada, debiéndose por ello mantener o incluso reducir los niveles de calidad acústica».

La plaza Mitjana, como cualquier noche de verano
La imagen que ilustra esta información no es una foto de archivo de cualquier noche de verano. La instantánea fue tomada la madrugada del sábado al domingo, a la 1,25 horas para ser más exacto, por un vecino del Centro cansado de denunciar las faltas cometidas por algunos empresarios de la plaza Mitjana y la calle Luis de Velázquez. Óscar Agudo, quien además es miembro de la junta directiva de la asociación de vecinos Centro Antiguo, denuncia que «pese a las promesas, ordenanzas y planes de aprovechamiento la situación de la plaza sigue igual que hace un año».

Este residente lamenta que «no existe voluntad» por parte de las administraciones para tratar de solucionar el problema y que las reuniones que han mantenido con Ayuntamiento y empresarios «no sirven para nada, tan sólo para alargar una situación donde los únicos que sufren las consecuencias son los que hoy por hoy viven aquí, en viviendas que no valen nada». Este arquitecto, que ha participado en diferentes encuentros para abordar una solución al problema, añade: «Es totalmente injusto lo que estamos sufriendo, ni planes de ruido ni nada de nada, esto no se puede consentir porque incumple todo tipo de derecho del residente».

Los vecinos han presentado estos documentos tras conocer que los hosteleros han solicitado a la Junta una revisión de los horarios de apertura y cierre y el actual nomenclator, que no se modifican desde el año 2002. Entre otras peticiones, los empresarios han solicitado que los bares de copas abran a las 8 para poner desayunos y atrasen la hora de cierre hasta las cinco de la madrugada. Además, los restaurantes han solicitado poder acoger actuaciones en directo, y las discotecas poner terrazas y servir cenas.

Demasiadas concesiones

Por todo ello, los residentes se preguntan «dónde están las ocho horas que se aconseja en la Organización Mundial para la Salud para dormir», ya que una vez que cierran los negocios deben entrar los servicios de limpieza y a las siete de la mañana ya están trabajando los camiones de reparto. «Estas concesiones continuas y permanentes hacia el sector empresarial de la hostelería están haciendo que entornos de este tipo se conviertan en lugares inhabitables favoreciendo la despoblación».

Virginia Martín, presidenta de la asociación El Romeral contra el Ruido, también suscribe todos los argumentos de los vecinos del Centro. Espera que estas peticiones «queden en agua de borrajas» y no descarta acudir a los tribunales si finalmente la Junta accede a sus demandas. «Es alucinante que pretendan ampliar la actividad conociendo la problemática que hay en muchos barrios; me parece de una desfachatez increíble». Esta vecina de El Romeral denuncia que en su zona los propietarios de los bares musicales campan a sus anchas «con la permisividad del Ayuntamiento», por lo que espera que la situación no se agrave aún más. «Si ya no podemos dormir, qué haríamos si logran amplían los horarios de todos los negocios».

A su juicio, si quieren más libertad, abrir antes y cerrar más tarde, deberían trasladarse a los polígonos industriales o a zonas en las que no haya vecinos, «donde no molesten a nadie y ejerzan su trabajo con total libertad y consideración hacia los residentes».

Los bares de copas quieren poner desayunos y cerrar a las cinco de la mañana

Los restaurantes piden a la Junta de Andalucía acoger actuaciones en directo y las discotecas autorización para tener terrazas y servir cenas

Desayunar en un bar de copas, escuchar música en un restaurante o cenar en la terraza de una discoteca. Los hosteleros creen que ha llegado el momento de desregularizar el sector y crear licencias mucho menos restrictivas que las actuales. Durante una reunión mantenida con la Junta de Andalucía, los responsables de bares y restaurantes de la provincia han exigido la modernización de una ley que data del año 2002 y que les reduce en exceso sus posibilidades de negocio.

La asociación Málaga Hostelería (Mahos), que agrupa a los principales negocios del ocio de la provincia, creen que la actual orden de horarios de apertura y cierre de los establecimientos públicos en la Comunidad Autónoma –que fue aprobada el 25 de marzo de 2002– se ha quedado algo obsoleta, ya que los usos y costumbres han cambiado en la última década. Y por ello, para ajustarla a la realidad del mercado, piden, entre otras cosas, que los bares musicales puedan abrir a las 8 de la mañana y trabajar de forma continuada hasta las 5 de la madrugada.

En la actualidad, este tipo de negocios no pueden abrir antes de las 12 horas y deben cerrar sus puertas a las 3 –las 4 los viernes, sábados y víspera de festivo–. En aquel momento, los responsables andaluces querían evitar que los pubs se convirtieran en ‘after hours’ y siguieran vendiendo copas durante buena parte de la mañana. Pero ahora el argumento ha cambiado:los hosteleros aseguran que este cambio sólo lo solicitan para poder servir desayunos y tener una ganancia extra.

El presidente de Mahos, Jesús Sánchez, asegura que sólo se trata de dar la posibilidad a los propietarios de los negocios y que no significaría que todos se pusieran a dar desayunos, aunque en algunas calles podría ayudar bastante al desarrollo de la actividad comercial. «La normativa actual está anquilosada cuando en el resto de sectores se tiende a una liberalización total», resume.

También defiende con vehemencia la ampliación del horario de cierre de estos negocios que le han propuesto a la Dirección General de Interior de la Junta de Andalucía. Desde el colectivo consideran que serviría para eliminar el ruido en la calle y las molestias a los vecinos «porque mientras los clientes están dentro de los bares no están hablando en la calle ni orinando en las esquinas». No sólo eso, sino que se generaría «un efecto acordeón, los clientes saldrían de forma más escalonada de los negocios y no se montaría tanto jaleo en la calle».

La propuesta de los hosteleros va mucho más allá hasta el punto de exigir a la Administración andaluza un nuevo nomenclátor, algo que se traduciría en la simplificación del catálogo de actividades empresariales que hay en la actualidad. Según la norma aprobada en el BOJA el 30 de marzo de 2002, existen siete categorías dentro del epígrafe de establecimientos de hostelería, cada uno con sus normas y restricciones. Ellos proponen crear una polivalente para adecuar la actividad a las necesidades de cada empresario.

SEGUIR LEYENDO AQUI

Rebélate contra el ruido