El plan antirruido que veta nuevas aperturas de bares en el Centro de Málaga Y EN TEATINOS entra en vigor

  • Las Zonas Acústicamente Saturadas afectan a 97 calles del casco antiguo y cinco de la zona de El Romeral 
  • La norma tiene una vigencia de cinco años y reduce levemente el horario de las terrazas
Terrazas en la calle Calderería, una de las afectadas por el plan antirruido  de Málaga.
Terrazas en la calle Calderería, una de las afectadas por el plan antirruido de Málaga. / JAVIER ALBIÑANA

SEBASTIÁN SÁNCHEZ

FACEBOOK TWITTER WHATSAPP Comentarios 1

El plan diseñado por el Ayuntamiento de Málaga para limitar el ruido en 97 calles del Centro histórico y cinco de El Romeral, en Teatinos, entra en vigor. Tras ser aprobadas por el Pleno a finales del pasado mes de diciembre, las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) en estos dos espacios de la urbe se activan después de que se haya publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Málaga el acuerdo definitivo.

El periodo de efectividad de esta norma se amplía hasta cinco años (habrá una revisión anual), periodo en el que, como elemento más destacado, se aplicará una moratoria en la concesión de autorizaciones para la apertura de bares y locales de ocio. La incidencia de esta propuesta es inmediata, sin afectar, eso sí, a todas aquellas solicitudes de apertura que fuesen tramitadas con anterioridad a la entrada en vigor del plan.

Este precepto no sólo afecta de lleno a las nuevas aperturas, sino también a la ampliación y/o instalación de nuevos establecimientos públicos (excluyendo los eventuales) en los que se desarrollen espectáculos públicos o actividades recreativas de cualquier tipo. El propio documento, no obstante, anula la aplicación de esta restricción para los cambios inter partes que se produzcan en la titularidad de la autorización de la actividad siempre que haya acuerdo entre el cedente y el cesionario “y permanezcan inalterables las características y condiciones del establecimiento”.

A esto se suma la necesidad de que la actividad se ajuste al Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica de Andalucía. También se habla de levantar esta limitación a las actividades que sean consideradas “de interés general para la ciudad” por la Junta de Gobierno Local.

El Ayuntamiento tendrán que reducir los eventos en la calle

Una de las medidas incorporadas al plan antirruido pasa por limitar el número de
eventos que tienen lugar en el Centro. De manera precisa, dentro del apartado Limitaciones sobre actuaciones con sonido en las calles del Centro, se precisa que el Ayuntamiento “deberá agendar anualmente los actos reiterados en la zona Centro con un tope máximo de 10-15 eventos fuera de la planificación“. Ésta era una de las históricas reclamaciones de los vecinos del barrio. Asimismo, se aboga por que las dispensas acústicas sean “limitadas en cuanto a su número”, al tiempo que se exige que tengan “carácter excepcional y cuenten con motivación suficiente”. En respuesta a los vecinos, también se demanda que el Ayuntamiento disponga anualmente “espacios y autorizaciones a disposición de los músicos callejeros”.

Otra de las particularidades recogidas en el documento es que los negocios localizados en las zonas ZAS estarán obligados a recoger las terrazas a las 00:30 de lunes a viernes y a las 01:00 los sábados y domingos en los meses de otoño e invierno; la franja se amplía a las 01:00 de lunes a viernes y hasta las 01:30 los sábados y domingos en primavera y verano. El actual límite está fijado en las 02:00.

Este paso endurece la posición inicialmente adoptada por el Consistorio. También lo hace, siguiendo el informe elaborado por la Secretaría General, en lo concerniente a los días en los que no se aplicará esta restricción. Se exceptúan Semana Santa, Navidades, Carnaval y Feria y hasta un máximo de 20 fechas más repartidas a lo largo del año. De inicio, el Ayuntamiento proponía 70 fechas.

En materia de limitaciones horarias, se señala que a partir de las 23:00 todos los establecimientos “funcionarán con puertas y ventanas cerradas, con el fin de evitar la emisión de ruidos del propio local al exterior”. Y se señala que los titulares de estos negocios tendrán que velar por el cumplimiento de la medida “disponiendo los medios necesarios para que los usuarios, al entrar y salir, o permanecer en el exterior del local, no produzcan molestias al vecindario”.

Para ello, desde las 23:00 hasta el cierre del local, “se designará a una persona responsable de garantizar este aspecto”. En cuanto las medidas específicas, el plan habla de “intensificar los controles de la Policía Local”, con el fin de evitar las masificaciones de personas y actos incívicos; así como la labor de inspección y control de los establecimientos.

El informe municipal supone un revés a la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos). El colectivo reclamó, de partida, la nulidad de las ZAS. Recientemente, tras ver desechadas todas sus alegaciones, incluso advirtió con la posibilidad de acudir a los tribunales, y subrayó la incidencia que una norma de esta naturaleza puede tener sobre el empleo.

Los bares ya no son bienvenidos en Málaga

EL AYUNTAMIENTO ACUERDA QUE NO SE PUEDAN ABRIR NEGOCIOS DE HOSTELERÍA EN 103 CALLES DE LA CIUDAD DURANTE CINCO AÑOS

NACHO SÁNCHEZMálaga 2 ENE 2020 – 08:57 CET

bares malaga
Turistas en la terraza de un restaurante del centro histórico de Malaga. GARCIA-SANTOS

La calle Sánchez Pastor, en el centro de Málaga, mide 80 metros. En ella hay 12 bares y restaurantes y medio centenar de mesas para su clientela. A su lado, Calderería cuenta con 16 negocios hosteleros en 113 metros y la calle Ángel tiene seis en 43 metros. En esas vías nadie podrá abrir bares o restaurantes en cinco años porque el Ayuntamiento no otorgará las licencias. La moratoria incluye a 103 calles declaradas como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS). El ruido en ellas supera los 55 decibelios en horario nocturno y los 65 en el diurno. Algunas alcanzan los 90. “Descansar es imposible”, se queja Óscar Agudo, vecino de la zona.

El Ayuntamiento, para cumplir con la normativa europea, comenzó a medir el ruido en sus calles hace más de una década. En 2016, presentó un mapa con los resultados e ideó un plan de acción para rebajar los decibelios en las áreas más saturadas, que incluía la moratoria para abrir nuevos establecimientos de hostelería en 98 calles del centro y otras cinco de la barriada universitaria de Teatinos. El plan, que entrará en vigor este enero tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, incluye el adelanto de los horarios de cierre o la celebración de menos actividades municipales en la calle.PUBLICIDADinRead invented by Teads

La medida no ha contentado a nadie. Javier de Frutos, presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga, la considera “una intervención en el libre mercado en una zona clave de la ciudad” cuyas consecuencias “son imprevisibles”. Los hosteleros temen que se perderán empleos y se creará mala imagen ante el turismo. Por su parte, quienes llevan años quejándose de descansar mal y poco a causa del ruido, subrayan que es “insuficiente” y “llega mal y tarde”, según Alejandro Villén, secretario de la Asociación de Vecinos Centro Histórico de Málaga.

MÁS INFORMACIÓN

El Ayuntamiento subraya que ha cumplido con la normativa que le obligaba a poner en marcha las áreas ZAS. Además, ha intentado ejercer un papel de mediador, buscando un “equilibrio” entre hosteleros y vecinos. “El hecho de que no contente a todos al cien por cien es síntoma de que es una medida equilibrada”, insiste Gemma del Corral (PP), concejala del Área de Sostenibilidad Medioambiental.

Cuando el Ayuntamiento ha analizado recientemente los retos del turismo urbano en Málaga, entre las debilidades de la ciudad ha situado la “concentración excesiva” de “restaurantes, bares y franquicias” en algunas zonas del centro histórico. Uno de cada cinco bajos comerciales está dedicado a la restauración, según un estudio del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU). La entidad también ha constatado la pérdida de población en esta área, sobre todo en las zonas aledañas a bares de copas. “Esos son los que crean más problemas”, dice Óscar Aguado. Los residentes de lugares como la Plaza Mitjana o la calle Luis de Velázquez llevan años quejándose del ruido nocturno debido al consumo de alcohol en la vía pública, prohibido por una ordenanza municipal.

La declaración de 103 calles como Zonas Acústicamente Saturadas incluye otras medidas, como que las ventanas y puertas de los locales de restauración —con o sin música— deben estar cerradas a partir de las once de la noche. También el adelanto del cierre de las terrazas media hora de domingo a jueves (hasta las 00.30, cuando hasta ahora era a las 1.00) y una hora de sábado a domingo (hasta las 1.00, cuando antes era hasta las 2.00). En ambos casos, concede treinta minutos más en primavera y verano. En todos los casos, cada negocio deberá nombrar una persona que se responsabilice del cumplimiento de todo ello.

Solo habrá posibilidad de superar esos horarios de manera excepcional en fechas como Semana Santa, Navidad o Feria y solo 20 días al año, cuando hasta ahora existía un margen de 70 días. El Ayuntamiento también se ha comprometido a reducir el número de actividades municipales en el centro. “Nos hemos autolimitado. La responsabilidad de bajar la contaminación acústica es de todos”, concluye Gemma del Corral.

El Romeral Contra El Ruido os desea Feliz Navidad y Prospero Año 2020.

La Junta Directiva, miembros, vecinos y componentes de la Asociación de Vecinos El Romeral Contra El Ruido os desean Feliz Navidad y Prospero Año 2020.

Este año 2020 tendremos la novedad de contar con la aplicacion de la Zona Acusticamente Saturada en 5 calles de El Romeral durante 5 años, por lo que esperamos que vuelva la normalidad de un barrio residencial como el nuestro y no tengamos que estar preocupados constantemente con los problemas que padecemos desde hace muchos años.

El Ayuntamiento aprueba el plan que veta la apertura de nuevos bares en el Centro Y TEATINOS 5 años

La medida también conlleva un recorte en el horario de terrazas, que se recogerán una hora antes los fines de semana y media hora antes, los laborables

José Antonio Sau 20.12.2019 | 14:39

La declaración de zonas acústicamente saturada obliga a retirar antes las terrazas.

La declaración de zonas acústicamente saturada obliga a retirar antes las terrazas.

El Pleno del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado hoy, por dieciséis votos a favor de PP y Cs, y catorce abstenciones del PSOE y Adelante Málaga, la declaración como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de 98 calles del Centro Histórico y cinco de El Romeral, lo que implica una moratoria de cinco años a la apertura de bares, restaurantes y pubs en las zonas afectadas así como un recorte en el horario de terrazas.

El ZAS se aprueba tras una larguísima y compleja tramitación que se ha empantanado varias veces y no satisface ni a los vecinos, que creen que se queda corto, ni a los hosteleros, que advierten de la potencial pérdida de empleo y de identidad comercial, de forma que habrá cada vez más franquicias y cada vez menos negocios de restauración autóctonos. En ambos extremos se baraja la posibilidad de ir a los tribunales, aunque lo cierto es que está por ver qué efectos concretos tiene este plan contra el ruido. Los hosteleros recalcan que las mediciones se hicieron en 2007 y quieren actualizarlas, además de recalcar que cada calle merece un tratamiento concreto, según sea residencial u hostelera.

Esta declaración aprobada hoy es más ambiciosa que la que salió refrendada en octubre de 2018 de forma inicial, por lo que el equipo de gobierno, siguiendo informes de la Asesoría Jurídica y de la Secretaría General, ha endurecido el texto. Las medidas también se endurecen debido a la entrada en vigor (entre la aprobación inicial del Zas en octubre de 2018 y la definitiva en el Pleno de hoy) del decreto 155 de 2018 de la Junta.

Así, se reducen los horarios de recogida de terrazas: en otoño e invierno y de lunes a jueves se pasa de la una de la madrugada a las doce y media; y los viernes y los sábados noche se recogerán a la una de la madrugada frente a las dos, límite horario actual; en primavera y verano y de lunes a jueves, las terrazas de recogerán a la una de la madrugada en lugar de a las dos y los viernes y sábados noche, a la una y media en lugar de a las dos de la madrugada.

A partir de la fecha de entrada en vigor de los planes especiales, “no se podrán tramitar nuevos expedientes sobre calificación ambiental para la apertura de establecimientos de primera instalación de ocio y esparcimiento”, reza el documento, que detalla que la restricción no se aplicará a los cambios “inter partes” que se produzcan en la titularidad del “título habilitante para el ejercicio de la actividad” siempre que exista acuerdo escrito entre el cedente y el cesionario y permanezcan inalterables las características y las condiciones del establecimiento, según el proyecto que sirvió de base a la resolución de la calificación ambiental y que el ejercicio de la actividad se ajuste al Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica de Andalucía. Antes, la moratoria prevista era de un año, ahora son cinco.

A las 23.00 horas, los establecimientos hosteleros con y sin música y los establecimientos de ocio y esparcimiento funcionarán con puertas y ventanas cerradas. Una persona será la responsable de garantizar que los usuarios, al entrar y al salir o al permanecer en el exterior del local, no molesten al vecindario.

Asimismo, se permite recoger las terrazas a las dos de la madrugada en fechas de especial significación para la ciudad como Semana Santa, Feria, Carnaval o Navidad o en fechas de carácter excepcional con un límite de 20 días, en lugar de 70. Además, el Consistorio deberá agrandar anualmente los actos reiterados con un tope de 10 o 15 eventos fuera de la planificación habitual anual.

Para que despliegue todos sus efectos jurídicos, el ZAS debe ser publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Siete cuestiones que debes conocer sobre el ZAS en Málaga

Siete cuestiones que debes conocer sobre el ZAS en Málaga

Analizamos los planes zonales específicos que permitirán declarar Zonas Acústicamente Saturadas en 98 calles del Centro y cinco de Teatinos e impedirán conceder nuevas licencias a bares y restaurantes durante cinco años

JUAN SOTO Málaga Sábado, 14 diciembre 2019, 01:18

La entrada en vigor de las Zonas Acústicamente Saturadas en 98 calles del Centro y cinco de Teatinos se antoja inminente. Esta norma, que prevé prohibir la apertura de nuevos bares y restaurantes en las vías afectadas, será aprobada en el Pleno del próximo 20 de diciembre, por lo que se aplicará de forma inmediata una vez que se publique en el Boletín Oficial de la Provincia. Tras tantos años de debates, cambios y alegaciones, resumimos la norma en diferentes preguntas clave.

¿Cuáles son las calles afectadas?

El Ayuntamiento ha incluido 98 calles del Centro y cinco de Teatinos. Las primeras se concentran en la ‘almendra’; las segundas, en la zona de El Romeral. Consúltalas todas aquí.

¿Se podrán abrir nuevos bares y restaurantes?

No. No se podrán abrir nuevos establecimientos de hostelería en locales que no tengan ya ese uso. En concreto, la norma detalla que «no se podrán tramitar nuevos expedientes sobre calificación ambiental para la apertura de establecimientos de primera instalación de ocio y esparcimiento». Esto quiere decir que a partir de la publicación de la norma no se admitirán nuevos expedientes, por lo que los que ya estén solicitados podrán seguir su curso. La medida tendrá una vigencia de cinco años, aunque se revisará de forma anual para analizar el cumplimiento de los objetivos acústicos.

¿Puede abrir un negocio de hostelería en donde antes ya había otro?

Sí. Sólo en este caso. La norma establece una excepción cuando se produzcan pactos inter partes «siempre que exista un acuerdo escrito entre el cedente y el cesionario y permanezcan inalterables las características y condiciones del establecimiento» o el ejercicio de la actividad se haya ajustado a las normas previstas en el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica de Andalucía. Dicho de otra forma, para que abra un nuevo negocio debe existir un acuerdo firme entre el titular de la licencia (y no el dueño del local, en el caso de que sean diferentes) y el que se la queda. Con esta puntualización, el área de Sostenibilidad Medioambiental trata de evitar que se produzca una especie de mercado negro de licencias en donde los dueños de los locales se la cedan al mejor postor.

¿Puede haber otras excepciones?

Sí, El Ayuntamiento se ha reservado un ‘as’ en la manga bajo el paraguas del interés general y detalla que se podrán exceptuar de esta suspensión «aquellas actividades que por acuerdo de la Junta de Gobierno Local se consideren de interés general para la ciudad». Como ya informó este periódico podría tratarse del futuro uso del Astoria, cuyo solar se encuentra en una zona afectada por el ZAS.

¿Hasta qué hora podrán abrir los negocios?

Los establecimientos de hostelería que cuenten con cualquier tipo de actividad musical deberán cesar su actividad a las 2.00 horas y quedar vacíos y cerrados en el plazo máximo de 20 minutos. Las terrazas, por su parte, podrán abrir hasta las 00.30 horas (de lunes a viernes durante otoño e invierno), la 1.00 horas (los sábados y domingos de otoño e invierno y de lunes a viernes en primavera y verano), o la 1.30 horas (los fines de semana en primavera y verano). El resto de establecimientos seguirán con el mismo horario que hasta ahora.

¿Hay más excepciones en materia de horarios?

Se exceptúan fechas como Semana Santa, Navidad, Carnaval y Feria. Además, la Junta de Gobierno Local podrá establecer dispensas para un máximo de 20 días al año adicionales. En esta última modificación se ha reducido de 70 a 20 los días en los que se pueden establecer excepciones.

¿Se controlará el ruido que se genera en los bares?

A partir de la entrada en vigor del decreto, los establecimientos deberán designar una persona responsable de garantizar que los usuarios «al entrar y salir o permanecer en el exterior del local no produzcan molestias al vecindario». Los titulares de los establecimientos deberán contar con esta figura desde las 23 horas y hasta el cierre. Las personas que ejerzan esta labor de vigilancia «podrán denunciar ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a quienes cometan infracciones administrativas».

ZAS: los vecinos pendientes del pleno y cumplimiento de la normativa

La Comisión de Sostenibilidad Medioambiental dio luz verde a la aprobación del ZAS, pero la sesión tiene que refrendar el informe

Imagen de archivo de terrazas en el centro de Málaga. Olmedilla
IMAGEN DE ARCHIVO DE TERRAZAS EN EL CENTRO DE MÁLAGA. OLMEDILLA

CompartirFacebookTwitterLinkedInMeneameWhatsAppSMSEmailPrint¿Cansado de leer?Haz click y te la leemos nosotros

Publicado: 11/12/2019 · 19:48Actualizado: 11/12/2019 · 19:51

Consideran que podría ser más restrictivo, pero lo ven como un “primer paso”

Piden la entrada en vigor del documento a principios del año 2020

Quejas por falta de información por parte del Ayuntamiento y del Distrito

Un pequeño paso para el descanso de los vecinos del Centro Histórico y los de Teatinos. Esta semana se aprobó en la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental, Servicios Operativos, Innovación y Digitalización urbano dar luz verde a la aprobación definitiva de los planes específicos de las zonas acústicamente saturadas de Málaga.  Un informe que necesita ser refrendado por el pleno de diciembre del Ayuntamiento. Un primer paso que no ha hecho desaparecer el ‘runrún’ de la cabeza de los residentes.

A grandes rasgos los vecinos de estas dos zonas están “contentos”, aunque sigue habiendo temores a la decisión que tome el pleno o al cumplimiento de la norma. “No sabemos lo que va a deparar el pleno, si se aprobará o no, pero por lo menos este pasito que hemos dado ha sido bastante positivo”, ha señalado a Viva Málaga Virginia Martín, presidenta de la asociación El Romeral Contra el Ruido.

Los residente de Teatinos han pedido su materialización “lo antes posible, para enero o febrero”, algo que llevan esperando “como agua de mayo”, ha instado Martín.

Asimismo, Alfonso Miranda, el presidente del A.VV Centro Antiguo, ha puesto el foco en que “el problema está en el cumplimiento de la normativa sobre el ruido y de ocupación”, indicando que “si el primer paso este sirve para que se empiecen a cumplir las cosas está bien”.

El nuevo documento aprobado esta semana por la Comisión ha modificado algunas de las propuestas de 2018. Un cambio más restrictivo para los comercios que han celebrado los vecinos, aunque “todavía hay mucho que limar”, ha recordado el presidente.

La moratoria para la apertura de nuevos establecimientos de copas, pubs y otros negocios hosteleros en las 103 calles afectadas por el ZAS, 98 en el Centro y cinco en Teatinos, pasa de uno a cinco años. Una medida que Miranda considera “simbólica”, ya que, a su entender, “se tenía que haber hecho hace bastante, porque ahora ya está todo copado”.

Del mismo modo, ha señalado a los bares de copas y discotecas como el “gran problema”, explicando que tras el cierre de estos comercios, los clientes “se van a la calle a pegar voces y a seguir la juerga. Son negocios propicios para eso, el que va a tomarse una copa no va a rezar un rosario”, ha matizado. “Eso no se lo merece Málaga, ya no son solamente las molestias a los residentes”, ha dicho.

Por último, ha criticado que los horarios “no son los adecuados, hay quehacerlos más restrictivos”, aunque lo considera “un primer paso. Vamos a ver si se cumplen los horarios, eso lo tenemos todavía en remojo”, ha indicado Miranda.

Por su parte, la presidenta de El Romeral Contra El Ruido ha comparado la nueva propuesta con la aprobada en el 2018, “es bastante mejor, pero siempre todo es susceptible de mejorar”, ha incidido.

Así, ha celebrado la aplicación del ZAS durante un mínimo de cinco años, en lugar de durante un año como estaba planteando inicialmente. “La problemática del ruido ha ido creciendo y así se puede determinar si las limitaciones de la zona ZAS son beneficiosas a medio-largo plazo”, ha alegado Martín.

También ha agradecido el endurecimiento del horario de recogida de terrazas que pasa en primavera y verano y de domingo a jueves de retirarse a las 2:00 horas a la 1:00 horas; y los viernes y sábados se recogerán a la 1:30 horas en lugar de las 2:00 horas. En otoño e invierno y de domingo a jueves se pasarán a recoger a las 00:30 horas y no a la 1:00 horas; y los viernes y sábados a la 1:00 horas en lugar de las 2:00.

Por último, ha criticado la falta de transparencia desde el Consistorio y el Distrito 11 Teatinos-Universidad. “Hemos tenido acceso al informe a través de Paqui Macías, concejala de Adelante Málaga, y nos hemos enterado por los medios”, ha reivindicado, agregando que “el Ayuntamiento y el Distrito no nos han trasladado nada”.

“La Junta de Distrito nos mandan veinte mil millones de correos informando de todas las actividades; pero, sin embargo, desde el Distrito como mínimo nos tenían que haber dado traslado por correo del informe y de lo ocurrido en la Comisión y no ha sido así”, ha concluido.

El rechazo de Mahos

La nueva propuesta ha despertado el malestar de la Asociación de Hosteleros de Málaga, desde donde han señalado que la reducción de horarios de apertura para establecimientos en más de cien calles de Málaga “afectará a la creación y al mantenimiento de puestos de trabajo en una actividad que genera dos de cada tres empleos del sector turístico”.

En cuanto a la moratoria para nuevos negocios, han dicho que “podría generar una pérdida de identidad local en la oferta hostelera, que hoy día está compuesta por negocios tradicionales en un porcentaje de un 87 por ciento”.

Ante esta polémica, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha insistido en que la declaración del ZAS se ha trabajado y planteado “muy en consenso” tanto con el sector empresarial como con el vecinal para “tratar de buscar ese equilibrio entre ambas posiciones”.

De la Torre, tras ser cuestionado por si se esperaba las críticas y reacción tanto en el sector empresarial como de los vecinos, ha dicho que “no diré que es esperable, pero siempre las posiciones de cada uno son diferentes, relativas”, asegurando, al respecto, que “para unos puede parecer corto y para otros largo; para unos insuficiente y para otros excesivo y creo que cuando eso ocurre es que se está en el punto medio”.

A juicio de De la Torre, “creo que al final, desde el punto de vista del buen funcionamiento de la oferta de restauración, ciertas limitaciones y distribución geográfica más equilibrada en el conjunto de la ciudad es oportuno para todos”. No obstante, ha incidido en que “es un tema que iremos viendo cómo funciona pero tenemos que actuar”, ha apostillado.

Por último, ha recordado que, no obstante, aún debe pasar por información pública, ir a pleno, etcétera “y siempre estas cosas permiten perfeccionarlo”, ha concluido.

El alcalde defiende la prohibición de abrir más bares en cien calles de Málaga porque busca «el equilibrio» entre vecinos y empresarios

La zona de la plaza de la Merced es una de las contempladas dentro de la medida. /SUR
La zona de la plaza de la Merced es una de las contempladas dentro de la medida. / SUR

De la Torre considera que «es bueno para todos» la aprobación de los planes de zonas acústicamente saturadas

JESÚS HINOJOSAMálaga Miércoles, 11 diciembre 2019, 12:37

El alcalde, Francisco de la Torre, ha defendido este miércoles la medida adoptada por el equipo de gobierno y aprobada por la comisión plenaria de Medio Ambiente para prohibir la apertura de nuevos bares en más de cien calles del Centro y Teatinos durante los próximos cinco años, mediante la declaración de zonas acústicamente saturadas. Para el regidor, esta iniciativa «trata de buscar el equilibrio» entre las posturas de los empresarios de la hostelería y los vecinos. «Es algo equilibrado y se ha trabajado muy en consenso con el sector empresarial y el vecinal», ha declarado.

Asimismo, ha llegado a señalar que «es bueno para todos» esta prohibición porque poner en marcha «ciertas limitaciones» a la oferta de restauración de la ciudad permite que tenga «una distribución geográfica más equilibrada».

«Es un tema que iremos viendo cómo funciona, pero hay que actuar», ha añadido De la Torre, quien ha recordado que la aprobación del plan de zonas acústicamente saturadas en 98 calles del Centro Histórico y cinco de Teatinos pasará por una tramitación hasta su entrada en vigor definitiva que permitirá «perfeccionarlo«. Los empresarios de la hostelería se han mostrado en contra de esta medida porque consideran que afectará al empleo. Asimismo, tampoco convence totalmente a los vecinos, que consideran que se debería haber aplicado algo más estricto en cuanto a los horarios de las terrazas y los metros cuadrados de ocupación de la vía pública.

¿Estás de acuerdo con vetar la apertura de nuevos bares en el Centro cinco años?

La Comisión de Sostenibilidad Medioambiental declara como Zonas Acústicamente Saturadas 103 calles del Centro y El Romeral

La Opinión 10.12.2019 | 13:05

La Opinion de Malaga inicia una consulta para poder saber su opinion al respecto de la aplicacion de la Zona Acusticamente Saturada.

En el enlace podeis dejar vuestra opinion.

https://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2019/12/10/acuerdo-vetar-apertura-nuevos-bares/1132110.html

Málaga aprueba el plan que evitará que se abran más bares en el Centro Y TEATINOS en cinco años

La nueva versión de la declaración como Zonas Acústicamente Saturadas de 103 calles supone además endurecer un poco más los horarios de recogida de terrazas

José Antonio Sau 10.12.2019 | 12:16

Málaga aprueba el plan que evitará que se abran más bares en el Centro en cinco años

Málaga aprueba el plan que evitará que se abran más bares en el Centro en cinco años

La Comisión de Sostenibilidad Medioambiental ha aprobado este martes la declaración como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de 98 calles del Centro Histórico y cinco de Teatinos, de la zona de El Romeral. Es una aprobación definitiva a falta de que el Pleno de diciembre la refrende. Así, PP, Cs y Adelante Málaga han sumado seis votos, frente a tres abstenciones del PSOE, para desestimar cuatro alegaciones; lo mismo han votado para la desestimación de otra de las alegaciones, salvo en lo relativo a la duración de los planes zonales y ha habido unanimidad en cuanto a la estimación parcial del resto de alegaciones hasta llegar a las doce presentadas.

El caso es que esta declaración de ZAS es más ambiciosa que la aprobada inicialmente en octubre de 2018. Los efectos más destacados son los siguientes: se reducen los horarios de recogida de terrazas. Así, en otoño e invierno y de lunes a jueves se pasa de la una de la madrugada a las doce y media; y los viernes y sábados noche se recogerán a la una de la madrugada frente a las dos, límite horario del anterior documento. En primavera y verano y de lunes a jueves, las terrazas se recogerán a la una de la madrugada en lugar de a las dos y los viernes y sábado noche, a la una y media en lugar de las dos de la madrugada.

Por otro lado, la moratoria para abrir nuevos bares de copas, pubs y otros negocios hosteleros en las calles afectadas pasa de uno a cinco años. Asimismo, se permite recoger las terrazas a las dos en Semana Santa, Navidad, Carnaval o Feria o en fecha de carácter excepcional con un límite de 20 días, en lugar de 70 y habrá que nombrar a un responsable por negocio para regular la entrada a los negocios hosteleros desde las once de la noche, en lugar de las doce.

La modificación de este documento definitivo en relación al anterior de octubre de 2018 se debe a la aportación de nuevos informes tanto de las diferentes áreas como de la Secretaría y del decreto 155 de 2018 de la Junta de Andalucía, según ha explicado la responsable de Sostenibilidad Medioambiental Gemma del Corral, que ha insistido en que se trata de un documento mucho más ambicioso que el anterior.

Ahora, el documento deberá ir a Pleno para su aprobación definitiva.

Paqui Macías, de Adelante Málaga, ha indicado que se alegra de la aprobación del ZAS pero ha criticado que no sean más estrictas las medidas, que no se “reduzcan más los horarios de apertura” de los bares y zonas de ocio. “Los vecinos tienen derecho al descanso todo el año”.

La viceportavoz socialista, Begoña Medina, ha indicado que el equipo de gobierno ha tardado muchos meses en resolver doce alegaciones y ha asegurado que la zonificación acústica no se hace con mediciones actuales, sino con las de 2007 y en estos años “la ciudad ha cambiado mucho”.

Del Corral ha respondido que las medidas son más restrictivas y ambiciosas, para indicar que ni hosteleros ni vecinos admitirían más retrasos.

El plan antirruido del Centro de Málaga y teatinos será más restrictivo con el horario de las terrazas

  • El último borrador prevé rebajar en hora y media el cierre para los días entre semana y durante el otoño-invierno
  • El Ayuntamiento espera que la aprobación vaya al Pleno de diciembre
Varias terrazas de bares instalados en la Plaza Uncibay.

SEBASTIÁN SÁNCHEZMálaga, 02 Diciembre, 2019 – 06:47h

Sin fecha cierta para su aprobación definitiva, el plan antirruido diseñado por el Ayuntamiento de Málaga para el Centro histórico y la zona de El Romeral (con más de un centenar de vías) será algo más restrictivo en la limitación de los horarios de las terrazas de los negocios de hostelería, aunque seguirá estando lejos de las exigencias realizadas por los vecinos.

De acuerdo con la información manejada por este periódico, la revisión a la que el área de Sostenibilidad Ambiental ha sometido la propuesta original, que fue publicada hace poco menos de un año, recorta en hora y media el horario de funcionamiento de las terrazas entre semana; y en media hora los viernes, sábados y festivos.

De este modo, la franja quedará acotada hasta las 00:30 de domingo a jueves y hasta las 01:30 los viernes, sábados y festivos en otoño e invierno, mientras que el tope será el de las 01:30 para el resto del año. Unos parámetros alejados de la demanda vecinal, que era la de reducir en tres horas estas franjas. Ésta, a priori, es una de las principales alteraciones introducidas en el documento que, todo hace indicar, tendrá que ser sometida al debate plenario definitivo el próximo mes de diciembre.

Zonas más afectadas por el ruido en el casco antiguo.
Zonas más afectadas por el ruido en el casco antiguo.
Resultado de imagen de mapa zas el romeral
Zonas afectadas por el ruido en El Romeral

Aunque el compromiso inicial de la concejala, Gemma del Corral, era que estuviese listo para la sesión plenaria ya celebrada el pasado jueves, la necesidad de que el borrador final sea de nuevo consultado por varios departamentos municipales y sea objeto de informes de la Intervención, de la Asesoría Jurídica y de la Secretaría hizo inviable esta posibilidad.

“Se llevará a Pleno lo antes posible; esa es mi voluntad”, explicó la edil del PP, quien al ser preguntada por las alegaciones formuladas al texto original tanto por los residentes como por los hosteleros, se limitó a contestar: “algunas se incorporarán y otras no”. “Estoy muy satisfecha con el trabajo que se está haciendo, se está tardando más porque se están retocando los documentos y hay que volver a validarlos”, expuso.

No obstante, la decisión del equipo de gobierno de ir adelante con la aprobación definitiva de las ZAS da a entender que la principal petición realizada por la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), que reclamó la nulidad de la delimitación, es desechada. Preguntado por el estado del proceso, el presidente del colectivo empresarial, Javier Frutos, dijo que sabía que se pretende dar una vuelta de tuerca en el tema de los horarios de las terrazas, pero sin más precisión al respecto.

EL PLAN CONTEMPLA MEDIDAS EN MÁS DE UN CENTENAR DE CALLES DEL CASCO ANTIGUO Y DE EL ROMERAL

La modificación viene a cumplir con los planteamientos realizados meses atrás por la Secretaría General del Ayuntamiento, que fue explícita en la necesidad de que el decreto de las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) fuese más restrictivo. Apuntaba dos vías de acción: el horario de las terrazas, aunque sin proponer una rebaja concreta; y reducir los días en los que los que se permitía levantar los límites horarios a las terrazas.

En este punto el secretario sí era preciso. Frente a los 70 días que el Ejecutivo local incluía en el plan inicial (a sumar a los periodos festivos de Semana Santa, Navidades, Carnaval y Feria), el alto funcionario proponía un máximo de 20 fechas a lo largo del año. A esto sumaba la necesidad de que la efectividad del decreto fuese por un periodo de cinco años.

El proyecto municipal también incluía una moratoria para impedir la concesión de nuevas licencias de apertura de establecimientos hosteleros. Uno de los interrogantes que queda por precisar era el establecimiento de un periodo transitorio para garantizar las peticiones de apertura formuladas ante el Ayuntamiento antes de la entrada en vigor del decreto.

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo cuestiona la tardanza con la que se está tramitando las ZAS y pone el acento en el hecho de que la efectividad de las mismas será limitada. “La moratoria llegará tres años tarde, las calles ya están colmatadas”, dijo el vicepresidente de este colectivo, Alejandro Villén.

Aunque el último borrador pretende ser algo más exigente, la realidad es que seguirá muy lejos de las medidas que llegó a proponer a principios de 2016 la empresa Sincosur, a la que Medio Ambiente contrató las mediciones de ruido en las zonas ahora afectadas. Lo que obvia por completo el Ejecutivo local es ir adelante con medidas de una incidencia superior, en el sentido de recortar seriamente el horario de las terrazas, así como sus superficies.

Sincosur, tras constatar que en todos los puntos en los que se realizaron mediciones se superaban los niveles de ruido nocturnos, abogaba por acciones drásticas, como levantar las terrazas a las 23:00 en las zonas con afecciones “alta-muy alta” (Plaza de la Merced, Madre de Dios, Plaza Mitjana y Plaza Uncibay, entre otras). Tampoco parece que vaya a aplicarse la idea de reducir la ocupación de vía pública con mesas y sillas. De manera gradual, la firma planteó una reducción de hasta el 50% de las superficies autorizadas.

Rebélate contra el ruido