¿En qué consiste el plan antirruido de Málaga?

Los locales de calles afectadas van a recibir más visitas nocturnas de patrullas a pie de la Policía Local y se instalarán sistemas permanentes de medición

José Antonio Sau 18.02.2019 | 05:00

Terrazas hosteleras en el Centro Histórico.

La declaración como Zonas Acústicamente Saturadas de 98 calles del Centro y cinco del Romeral lleva aparejada medidas como la imposibilidad de abrir nuevos locales hosteleros o el recorte de una hora en la recogida de terrazas de dos de la madrugada a una, de domingo a jueves, y sólo en otoño e invierno, pero hay muchas más.

El periodo de exposición pública y alegaciones a la declaración como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de 98 calles del Centro Histórico y cinco del Romeral, en el Distrito de Teatinos-Universidad, acabó el pasado martes. Los hosteleros malagueños, dos asociaciones de vecinos, la del Centro Antiguo y El Romeral, y cinco particulares (comercios y vecinos)han presentados alegaciones al proyecto. Sus propuestas deberán ser analizadas por los servicios jurídicos del Ayuntamiento para ver si se aceptan o no y luego, el documento habrá de ir a pleno para la aprobación definitiva.

De cualquier forma, esta iniciativa parece no gustar a nadie, ni al equipo de gobierno, que se enfrenta a una tormenta de críticas de unos y otros, ni al PSOE, que quiere que haya acuerdo entre residentes y empresarios hosteleros, ni a Ciudadanos, que considera que se reduciría el ruido insonorizando locales y terrazas, y en las casas de los vecinos; tampoco parecen estar contentos IU-MpG o Málaga Ahora, que ven insuficientes las medidas aparejadas. Pero ¿cuáles son esas restricciones? ¿Se acabará así el ruido?

El motivo

¿Por qué hacer un plan antirruido en Málaga? Es una de las iniciativas que se le han enquistado al equipo de gobierno. En febrero de 2016, se hizo una campaña de medición de ruido por parte del Ayuntamiento y la Universidad Politécnica de Madrid. Se midió el sonido en 41 puntos del Centro y Teatinos y todos superaban los límites establecidos en horas nocturnas: 55 decibelios.

La principal fuente generadora, decía el estudio, es la del ocio y la restauración. Este fue el paso previo a la elaboración de planes zonales con medidas para ambos barrios, después de muchas protestas de los vecinos (hay 2.232 residentes afectados en El Romeral y más de 1.600 en el Centro). Una de las críticas de los hosteleros es que habría que medir el ruido ahora, con el uso de datos actuales.

¿Qué medidas hay para frenar el ruido? La principal medida del ZAS es «establecer la suspensión de la apertura de nuevas actividades o la ampliación de las existentes a todas aquellas recogidas como establecimientos de hostelería, de ocio y esparcimiento» según el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de la Junta, publicado en el Decreto 155/2018 de la Junta de Andalucía.

El objetivo de la medida, «no crear más focos de ruido, por lo que no se admitirá la ampliación de nuevas actividades ni la ampliación de las existentes cuando estén clasificadas como establecimientos de hostelería con o sin música, y establecimientos especiales de hostelería con música (restaurantes, autoservicios, cafeterías, bares, bares-quiosco, pubs y bares de música); o establecimientos de ocio y esparcimiento (salas de fiesta, discotecas, discotecas de juventud y salones de celebraciones). Esta prohibición, según el equipo de gobierno, se aplicará durante un año, aunque el secretario del Consistorio ya emitió un informe en el que advertía de que, según la legislación, el periodo de suspensión debe durar un lustro.

Sí a las reformas o transformación de locales

Sí se podrán realizar reformas «de las actividades existentes para adaptarse a la normativa o evitar concentraciones en el exterior; por ampliación de las existentes, se entienden también las terrazas», explica el documento del ZAS. Se permitirá, además, la transformación o cambio de actividad de un local si no es para dedicarse a la hostelería o al esparcimiento. Así, por ejemplo, las discotecas que quieren convertirse en bares, restaurantes o cafeterías sin equipos sonoros y con funcionamiento diurno-vespertino, podrán hacerlo.

Otro punto de calado es que las salas de fiesta y discotecas sólo se podrán instalar en edificios no residenciales, y nunca en partes sanitarias docentes. Los hosteleros sostienen que eso implicaría la pérdida del 25% de los empleos del sector en la capital.

Por supuesto, también se potenciará la vigilancia y el control del cumplimiento de la normativa en las calles afectadas, y se intensificarán los controles de la Policía Local, preferiblemente a pie y de noche.

Otra iniciativa del documento del ZAS es crear el órgano transversal de gestión del ruido y una mesa de trabajo entre hosteleros, vecinos y el Consistorio; deberá reunirse una vez al semestre y elevará a la Junta de Gobierno Local un informe anual.

El Ayuntamiento evaluará, asimismo, las autorizaciones de ocupación de la vía pública concedidas, y comprobará que se ajustan a la autorización y a la ordenanza. Además, se implantará un sistema continuo de monitorización y gestión de la contaminación acústica en las zonas ZAS, mediante «la instalación en distintos puntos de dispositivos de medida con módulos de transmisión telemática de datos para su tratamiento informático». También habrá campañas para concienciar sobre el ruido y se incluirá una variable acústica en las subvenciones para rehabilitar edificios y mejorar el aislamiento de las fachadas, con lo que se disminuye el impacto sonoro en las casas de los residentes.

La recogida de residuos, el reparto de mercancías o la limpieza deberán analizar y valorar medidas para causar pocas molestias a los vecinos. Asimismo, a partir de las 12 de la noche los establecimientos con música ambiente y similares deben cerrar puertas y ventanas y un trabajador del local se encargará de que los usuarios no molesten al entrar y salir. A partir de la hora de cierre, no se podrán servir más consumiciones y se encenderán las luces. En 20 minutos, todo ha de estar recogido.

La otra medida más polémica es el recorte horario en la recogida de terrazas. De domingo a jueves en otoño en invierno, habrán de recogerse a la una de la madrugada; en primavera y verano (de domingo a jueves) se puede seguir recogiendo las terrazas a las dos; además, los viernes y sábados de todo el año la hora de recogida será a las dos de la madrugada. Podrán recogerse las terrazas y veladores a las dos en Semana Santa, Navidad, Feria o fechas excepcionales con un límite máximo de 70 días al año. El montaje y desmontaje de terrazas deberá ser vigilado con atención. El secretario, por cierto, ya ha recordado que, según la ley, el horario debe adelantarse aún más durante todo el año para que la declaración de ZAS «tenga carácter restrictivo». Los vecinos exigen que sea a las 23 horas.

images (2)

Anuncios

Del Río afirma que la moratoria a bares por ruido no perjudicará a la hostelería

El edil asegura que el ZAS seguirá adelante tras estudiar los abogados las alegaciones presentadas por cinco particulares, los vecinos del Romeral y el Centro y Mahos

José Antonio Sau 12.02.2019 | 13:20

Terrazas en la zona del Romeral.

La oposición, dividida ante la posible aprobación del plan antirruido del Consistorio

El plazo de alegaciones a la declaración como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de 98 calles del Centro Histórico y cinco del Romeral acabó este martes. Esta iniciativa significará la moratoria de un año en la apertura de nuevos negocios hosteleros en las vías afectadas y una reducción de una hora en el horario de recogida de terrazas, de dos a una de la mañana, de domingo a jueves, durante el invierno. De momento, los hosteleros, representados por Mahos, y los vecinos del Centro Antiguo, alegaron en contra. Los primeros creen que es nulo de pleno derecho el plan; los segundos, entre otras muchas cosas, opinan que las terrazas deben levantarse a las once de la noche. El equipo de gobierno valorará hoy la situación, pero ayer el edil de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, no quiso entrar a analizar la situación, más allá de considerar que el plan antirruido «va a continuar» y negar que vaya a perjudicar seriamente a la hostelería.

«Hoy  termina el plazo de alegaciones, hemos recibido de empresarios y vecinos, el gabinete jurídico estudiará esas alegaciones en profundidad y manifestaremos nuestras conclusiones. Hoy por hoy, no debemos hacer esa evaluación», declaró el edil. Lo que sí tiene claro es que «el ZAS va a continuar, habrá que tomar medidas, evaluar cómo afecta, pero yo soy muy claro, el temor de los hosteleros de que el ZAS va a perjudicar seriamente y va a generar la pérdida de 4.000 empleos no lo comparto, no comparto ese criterio, valoraremos y tendremos respuesta».

El edil señaló que hasta las 19.30 horas de este lunes se habían presentado ocho documentos de alegaciones (cinco de particulares, una de Mahos, otra de los vecinos del Centro y una última de los del Romeral). «Vamos a estudiarlas en profundidad, con la mayor celeridad posible, pero hemos de trabajar en ellas y ver si aceptamos alguna o no, pero hay más áreas municipales que deben opinar, así que no podemos saber con precisión cuánto vamos a tardar», por lo que es difícil saber si se aprobará el Pleno el ZAS antes de las municipales.

La edil socialista Begoña Medina reclama que se haga una zonificación acústica previa para saber la realidad en la que está la ciudad, ya que el ZAS «tiene muchas lagunas», en relación a que las mediciones de ruido deberían actualizarse. «Queremos que se conjugue el descanso de los ciudadanos con el hecho de que los empresarios puedan desarrollar su actividad con todas las garantías», dijo para acusar al PP de ser «incapaz» de resolver un problema que «no se ha tomado en serio».

El portavoz municipal de Cs, Juan Cassá, señaló que el equipo de gobierno «ha sido incapaz de tener una visión amplia en cuanto al ZAS. No contenta a nadie. Y tenemos que huir de culpar a los hosteleros de todos nuestros males. Es injusto. Son empresarios, muchos de Málaga, que generan mucho empleo y han revitalizado un centro que hace unos años era inseguro por las noches y mucho menos atractivo. Evidentemente hay que hacer una lucha decidida para que los negocios cumplan las ordenanzas. Hay que multar los incumplimientos y la ocupación de la vía pública por encima de lo permitido. Hay incluso que estudiar medidas de insonorización y, sobre todo hacer crecer la almendra histórica para evitar que muramos de éxito y bajar el impacto tan concentrado». En su opinión, «el Soho Lagunillas son buenos lugares y el Este tiene muchas posibilidades en su zona marítima».

El portavoz de IU-MpG, Eduardo Zorrilla, dio una rueda de prensa para presentar sus enmiendas, en las que considera insuficiente la moratoria para nuevas licencias en las calles ZAS, rechaza hacer una zonificación previa y pide insonorizar los establecimientos existentes, además de apoyar a los vecinos en su propuesta de la hora de recogida de terrazas. «Aquí no hay un conflicto de derechos, sólo hay el derecho al descanso que tiene una trascendencia constitucional, según ha declarado la jurisprudencia», dijo.

Málaga Ahora, por su parte, considera en su documento que las medidas planteadas son insuficientes, ya que, por ejemplo, el horario de retirada de terrazas o veladores «apenas se modifica con respecto a la hora máxima» que permite el decreto autonómico 155/2018. Además, el horario propuesto no tiene carácter restrictivo, ya que el Consistorio puede permitir su incumplimiento hasta 70 días al año en periodos festivos. Reclama este grupo, además, que el tiempo de duración de los planes zonales de ambos distritos es de solo un año, y debería ser de cinco. Proponen, además, la recogida de las terrazas a las doce de la noche de domingo a jueves incluso en primavera o verano; y a la una de la mañana los viernes y sábados de cualquier época del año.

images (2)

Málaga sólo multó el 20% de las denuncias por ruido en 4 años en el Centro y Teatinos

El Ayuntamiento explica que intervino o denunció 1.739 situaciones de exceso de sonido

José Antonio Sau 11.02.2019 | 05:00

Terrazas hosteleras en el Centro Histórico.

Terrazas hosteleras en el Centro Histórico. Arciniega

IU-MpG espera que ello no responda a directrices políticas para que las denuncias no se conviertan en multas

El Ayuntamiento de Málaga interpuso 1.739 denuncias por infracciones de diversa naturaleza de la ordenanza para la prevención y control de ruidos y vibraciones en el Centro Histórico y Teatinos-Universidad entre 2015 y 2018. En concreto, fueron 1.338 actuaciones las que tuvieron lugar en el casco antiguo de la ciudad y 401, en el distrito de Teatinos. De todas ellas, en ese cuatrienio se hizo efectivo el cobro de 348 sanciones o multas tras la tramitación de los correspondientes expedientes sancionadores, es decir, una quinta parte o poco más de un 20% del total de intervenciones.

La cifra final recaudada para las arcas públicas asciende a 422.838 euros. Curiosamente, según los datos cedidos a IU-MpG tras su consulta al equipo de gobierno, reflejan una caída importante en la recaudación en ese cuatrienio: desde las 98 sanciones y los 123.390 euros de 2015 hasta las 70 y los 69.967 euros de 2018, casi la mitad en el segundo de los indicadores (siempre en relación a las multas impuestas por vulneración de la ordenanza de ruido en el Centro y Teatinos en el cuatrienio reseñado).

Es el Centro Histórico el que aglutina el grueso de denuncias e intervenciones de la Policía Local por vulneración de esta ordenanza entre 2015 y 2018, con 1.338, frente a las 401 registradas en el distrito Teatinos-Universidad.

Buena parte de las sanciones son a establecimientos hosteleros, aunque no todas (no se discriminan los datos), pero sí se trata de las dos zonas de la ciudad con más bares y restaurante, por lo que hay una correlación clara. También hay una buena parte de denuncias relacionadas con los residentes.

El Área de Sostenibilidad Medioambiental explicó ayer que «no es que sólo se cobre el 20% de las denuncias, sino que el 20% de los expedientes acaba en sanción, porque muchos de los expedientes acaban con un apercibimiento o con el procedimiento sancionador se arregla» el asunto. «Si antes de concluir el trámite se arregla aquello por lo que se denunció» no se tramita la multa.

IU-MpG, por su parte, denuncia el escaso número de sanciones que se han producido en los últimos años por vulneración de la normativa municipal por exceso de ruido en relación con las denuncias, y pedirá explicaciones sobre los motivos por los que el 80% de las denuncias no termina en sanciones. «Sería muy grave si el motivo fuera que no se tramitan los expedientes o también si existe una directriz política para que las denuncias no se conviertan en sanciones. Pensamos que si no se sanciona los incumplimientos de la ordenanza eso genera la indefensión de los vecinos y la impunidad de quienes vulneran la ley, en el caso del Centro y de Teatinos muchas de esas denuncias tienen que ver con los bares de copas y hoteleros incumplidores a los cuales les sale muy rentable vulnerar la legalidad, ya que ganan mucho dinero y al final no tienen que pagar ninguna multa o en el caso improbable de que tengan que pagar una multa, como estamos viendo, su importe es de una pequeña cuantía, con lo cual las ordenanzas municipales se convierten en papel mojado y no valen para nada».

La salida a la luz de estos datos se produce pocos días antes de que este 12 de febrero concluya el periodo de exposición pública y presentación de alegaciones a la declaración, como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) del Centro Histórico y Teatinos, lo que devendrá en la moratoria de un año a la apertura de nuevos negocios hosteleros en ambos distritos y en el recorte de una hora, durante casi 70 días al año, en el horario de recogida de terrazas.

Los negocios hosteleros reciben la mayor parte de las denuncias por exceso en la ocupación de la vía pública, otra ordenanza. Así, el Consistorio emitió 132 órdenes de retirada de terrazas desde mediados de 2018.

images (2)

La Asociacion El Romeral Contra El Ruido presenta las alegaciones a la Zona ZAS

Miembros de la Asociacion de Vecinos El Romeral contra El Ruido han presentado las alegaciones a la aprobacion de la Zona ZAS en varias calles de El Romeral aprobado en Pleno Municipal el dia 25 de Octubre de 2018 en las instalaciones de la Junta de Distrito nº 11 de Teatinos.

thumbnail_20190205_123639 thumbnail_20190205_123756

Nuestras alegaciones se basan principalmente en el adelantamiento de la recogida y cierre de las terrazas exteriores que actualmente es las 2:00 h de la mañana,  asi como de la vigencia de la aplicacion de la Zona ZAS que debe ser de al menos de 5 años y no de 1 año como quedo aprobado.

cropped-romeral-ruido-original1

La Policía Local de Málaga tramitó 140 multas por excesos en las terrazas en 2018

  • Promoción Empresarial denunció 785 ocupaciones de hecho y abrió 132 órdenes de retirada
  • Sin embargo, no fueron retiradas ni mesas ni sillas por estos incumplimientos
Varias terrazas situadas en el entorno de la Plaza Uncibay.Varias terrazas situadas en el entorno de la Plaza Uncibay.

Varias terrazas situadas en el entorno de la Plaza Uncibay. / JAVIER ALBIÑANA

 

Las mismas estadísticas que pusieron en duda años atrás el control ejercido por el Ayuntamiento de Málaga sobre los negocios de hostelería de la ciudad y la ocupación del espacio público, permiten ahora mejorar la valoración del trabajo que viene realizando en la vigilancia de la actividad. Los datos al cierre de 2018 confirman un incremento de la labor de inspección no solo por parte del área de Comercio sino también de la Policía Local.

La sinergia de ambos entes ha permitido la denuncia de 785 ocupaciones de hecho, con sus correspondientes liquidaciones económicas (cerca de 270.000 euros), por parte de hosteleros que han excedido las superficies que tenían autorizadas para la instalación de sus terrazas. A esta vía de intervención hay que añadir las 132 órdenes de retirada emitidas contra aquellas infracciones de mayor envergadura. El dato crece respecto a los 73 de 2017, con un 80% más. Sin embargo, de acuerdo con los datos a los que tuvo acceso este periódico, estas advertencias de intervención no se tradujeron, en ningún caso, con la retirada material de mesas y sillas.

Pero ¿en qué medida esta mayor intervención se ha traducido en la imposición de multas? El interrogante gana en valor después de que la información aportada por Gestrisam, el organismo municipal encargado de la recaudación, a la Asociación de Vecinos Centro Antiguo apenas reconociese la apertura de 24 expedientes sancionadores en los once primeros meses del año pasado. De ellos, sólo 8 dieron lugar a la adopción de una resolución sancionadora y se cobraron en ese intervalo, 7.

Desde Promoción Empresarial, cuya concejala, Elisa Pérez de Siles, está llamada a una comparecencia este lunes en la Comisión de Economía, se precisa que a lo largo del pasado ejercicio fueron enviadas a Gestrisam un total de 140 actas emitidas por la Policía Local para la apertura de los expedientes sancionadores.

“El dato que se emitió desde Gestrisam entendemos que obedece al número de expedientes resueltos, cuya tramitación, dado el procedimiento que lo regula, es bastante extensa en cuanto a trámites y plazos”, indicaron desde el departamento municipal. Asimismo, destacaron que en el presente mes de enero el número de actas remitidas al organismo autónomo es de 31.

A juicio de Pérez de Siles, esta información numérica viene a demostrar que las órdenes de retirada que se están activando “están siendo efectivas”. “Estamos haciendo un trabajo importante para exigir el cumplimiento de la nueva ordenanza, algo que nos exigía la ciudadanía antes incluso de su aprobación”, dijo la concejala, para quien la labor que se está realizando “exige profundizar al servicio de vigilancia de los inspectores”. “Pero lo más importante es que sin la colaboración de la Policía Local sería imposible; es fundamental la coordinación con la que trabajamos ambas áreas”, insistió.

Una de las aportaciones de la nueva ordenanza es que simplifica el proceso de intervención de la Policía local, que en buena medida es la que se encarga de hacer seguimiento del cumplimiento o no de los expedientes ya abiertos. En el supuesto de que se constate que el incumplimiento se mantiene, los agentes lo comunican “y se abren medidas más extremas”, pidiendo la propia Policía “obligar a cumplir con el decreto”. Las nuevas posibilidades que fija la normativa “genera un efecto disuasorio grande”, consideran desde el área municipal.

MALAGAHOY

Denuncian que en 2018 sólo se pagaron siete multas por terrazas sobredimensionadas

IU-MpG señala que, si no se sancionan los incumplimientos de la ordenanza, «se genera indefensión entre los vecinos» de la ciudad

José Antonio Sau 26.01.2019 | 05:001405plutarco22

El grupo municipal de IU-Málaga para la Gente (IU-MpG) denunció ayer el escaso número de sanciones que se han producido «en los últimos años por vulneración de la normativa municipal por exceso de ocupación de la vía pública de las sillas y mesas de las terrazas, especialmente en 2018 con sólo 24 expedientes abiertos y siete multas pagadas».

De hecho, han solicitado que la edil responsable del área, Elisa Pérez de Siles, comparezca este lunes en la Comisión de Economía para contestar a las preguntas de la oposición. «Pensamos que si no se sancionan los incumplimientos de la ordenanza eso genera la indefensión de los vecinos y la impunidad de los hoteleros incumplidores, a los cuales les sale muy rentable vulnerar la legalidad, ya que ganan mucho dinero poniendo muchas más sillas y mesas en sus terrazas de las que les corresponden y no tienen que pagar ninguna multa o, en el caso improbable de que tenga que hacerlo, como estamos viendo, su importe es de una pequeña cuantía, con lo cual las ordenanzas se convierten en papel mojado y no valen para nada», declaró el portavoz de la coalición de izquierdas, Eduardo Zorrilla.

IU-MpG exigió al equipo de gobierno del PP que extreme el control, la vigilancia, la inspección y, en su caso, que se sancionen de forma suficiente «los incumplimientos de la normativa vigente» en materia de vía pública. Zorrilla añadió que «el equipo de gobierno tiene la obligación de aplicar la ordenanza y la legalidad vigentes, puesto que lo que está en juego es el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos, frente a los que no pueden prevalecer otro tipo de intereses, no se pueden seguir sin aplicar la legalidad vigente».

Aclaró Zorrilla que la extensión de los establecimientos hosteleros, bares de copas y terrazas que se están abriendo de forma masiva en la ciudad, especialmente en el Centro, y ello está «provocando que existan zonas en los que la proliferación de sillas y mesas de los bares y restaurantes llegan a dificultar e impedir el tránsito de los viandantes por la calle». Existen informes realizados por el propio equipo de gobierno que confirman esa tendencia, «como el del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), en el que se recoge que el 92% de los bares del Centro incumplen la normativa municipal y que más de la mitad no reserva el espacio peatonal al que obliga la legislación». El casco antiguo habría perdido más de 17.000 vecinos a lo largo de los últimos años.

images (2)

Vecinos critican las escasas multas por exceso de terrazas

El Ayuntamiento de Málaga ha tramitado 24 expedientes sancionadores en 2018, frente a los 105 del año anterior

José Antonio Sau 28.12.2018 | 05:00

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo de Málaga tachó ayer de ridículas las sanciones interpuestas en 2017 y 2018 a establecimientos hosteleros por incumplir la Ordenanza de Vía Pública. Según un escrito de Gestrisam, en 2017 se tramitaron 105 expedientes sancionadores, se adoptó la decisión de multar en 44 de ellos y se ejecutaron 26; en 2018, según este documento, se tramitaron 24 expedientes, se decidió multar en ocho y sólo se han pagado siete sanciones, todo ello en relación al distrito Centro.

«Sobre la ocupación de terrazas, hemos escuchado a la concejala Elisa Pérez declarar cómo la nueva ordenanza iba a poner fin al evidente descontrol en el Centro (una ordenanza a la que alegamos) para, a continuación, declarar en diferentes medios que se habían llevado más de 500 acciones para poner fin al territorio comanche que son nuestras calles», explica la asociación. Así, estos anuncios «nos extrañaron, ya que contrastan mucho con la experiencia a pie de calle y con el panorama que se encuentra un vecino cuando realiza una denuncia; normalmente encuentra o resistencia por parte de la Policía Local o la sensación de que la denuncia de los agentes se va a perder en Comercio», denunciaron.

Por ello, pidieron información sobre este asunto. La cantidad de sanciones es «ridícula» y sospechan de que el Ayuntamiento «no tiene la intención de actuar de oficio, que es su obligación, y que muchas sanciones se pierden por el camino».

images (2)

Vecinos del Centro de Málaga exigen suspender la renovación de las terrazas

Imagen de archivo de varias de las terrazas del Centro histórico.

  • Piden instruir antes los expedientes para saber si se respetan los objetivos acústicos
  • “Un grupo de presión no puede negociar la aplicación de protocolos o artimañas”, sentencian

Los vecinos del Centro elevan de nuevo la voz para reclamar acciones inmediatas y conformes a la legislación vigente en materia de ruido. Apenas unas horas después de que el equipo de gobierno del PP y la asociación de hosteleros Mahos escenificasen un acuerdo para anular la convocatoria de paro prevista para el día del alumbrado de Navidad, que tiene lugar este viernes, la Asociación de Vecinos Centro Antiguo ha presentado un escrito en la Casona del Parque en el que solicitan “que se suspendan de manera inmediata los procedimientos administrativos de renovación de las terrazas existentes en el Centro” a la espera de que se instruyan los expedientes que determinen “que se van a respetar los Objetivos de Calidad Acústica”.

El colectivo vecinal, que dice representar a los más de 4.600 vecinos empadronados en el Centro, ha exigido al Ayuntamiento que cumpla la legislación vigente sobre ruido en todas las actividades que se desarrollan en la vía pública. En este sentido, recuerda el contenido del Decreto 155/2018 de la Junta de Andalucía, que establece que la renovación de las terrazas en zonas residenciales “deberá estar motivada en el cumplimiento de los objetivos de calidad acústica”.

Asimismo, alude a que la actual ordenanza municipal de Vía Pública dispone que las autorizaciones para terrazas se renuevan “tácitamente” salvo cuando haya circunstancias que modifiquen las condiciones que dieron lugar a su autorización, que el Centro Histórico es de uso residencial según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y que por tanto “es necesario justificar para el año 2019 que cada terraza cumple los límites de ruido”.

Para la asociación, no es “válida ni jurídicamente respetuosa ni compatible con el Decreto 155/2018 ninguna solución que pase por retomar actuaciones que ya se han demostrado en el pasado fallidas, como poner en marcha medidas de concienciación o compromisos de los empresarios con algo parecido a propósitos de enmienda o autorregulación”. “Solo podemos admitir el cumplimiento riguroso de los objetivos de calidad acústica”, insisten en el escrito, en el que se precisa que los límites acústicos son de 65 decibelios por la mañana y la tarde y 55 decibelios por la noche.

“EL CENTRO SE LE HA IDO DE LAS MANOS AL AYUNTAMIENTO EN CUANTO A CONTAMINACIÓN ACÚSTICA Y OCUPACIÓN”

A juicio de los vecinos, el Centro “se le ha ido de las manos” al Ayuntamiento en cuanto a contaminación acústica y ocupación de vía pública, “resultado de la saturación de un subsector económico extractivo de poco valor añadido, enormemente vulnerable, dependiente de los vaivenes de los ciclos económicos y de difícil compatibilidad con la sostenibilidad medioambiental y habitacional”. “En suma, un modelo de ciudad que cercena la calidad de vida de los ciudadanos, se fundamenta en un empleo de baja calidad y en un monocultivo económico difícilmente sostenible a largo plazo”, sentencia.

Asimismo, le recuerda al Consistorio que el mantenimiento de la convivencia democrática se fundamenta en el cumplimiento de la ley, fuera de la cual no existe la “seguridad jurídica“, por lo que “un grupo de presión no puede negociar la aplicación de protocolos o artimañas destinados a la manipulación del espíritu de las leyes”. Por ello, vuelve a instar a la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) aprobada en Pleno hace más de un mes.

MALAGAHOY

 

“La responsabilidad de que se cumpla la ley es del Ayuntamiento que dirige De la Torre (PP)”Eusebio Gallardo, portavoz de la AA.VV El Romeral Contra el Ruido

Todo por la pasta. ‘Sur’ publica un demagógico artículo del subdirector, Recio, en defensa irracional del puñado de dueños de los bares del centro (¿llegarán a 100?) y les anima a que hagan ruido (?) en contra de la aplicación de las ZAS

‘Sur’ pasa de los miles de malagueños que viven o disfrutan del Centro y solo piensa en el beneficio de unas docenas de propietarios de negocios, que son los que pueden gastarse el dinero en publicidad

Ojalá los hosteleros hagan huelga y cierren los bares el día 30 para que así pueda dormir tranquilo”, asegura Eusebio Gallardo, portavoz de la AA.VV El Romeral Contra el Ruido que vive en Teatinos. Que añade que: “La responsabilidad de que se cumpla la ley es del Ayuntamiento que dirige De la Torre (PP)”

Recio emplea en su artículo el mentiroso argumento de que hay que pensar en las 4.700 personas que trabajan en el centro (en donde están 8 horas) y se olvida interesadamente de las miles que viven allí las 24 horas. “No me vale el discurso de la pérdida de puestos de trabajo si estás fuera de la ley en materia de ruido”: Gallardo

Recio no menciona a las escasas docenas de personas que se llevan las ganancias de los negocios que defiende ‘Sur’ y que son las que fomentan el chantaje para seguir ganando dinero a espuertas. Cómo se nota que los que insertan publicidad son los empresarios, esos 100 magníficos como mucho, y no los miles de vecinos que viven en el centro o en Teatinos, los cuales les importan muy poco

20/11/18. Opinión. Todo por la pasta. Sur publica un demagógico artículo de su subdirector Javier Recio en defensa irracional de las escasas docenas de dueños de los bares del centro (¿llegarán a 100?) y les anima a que hagan ruido (?) (AQUÍ). El artículo se titula “Los hosteleros deben hacer ruido” y comienza así: “Tienen que defenderse. Ya deben de estar hartos de los múltiples ataques que sufren. Y eso que es un sector que tiene como principal ‘pecado’ emplear a miles de ciudadanos. Los hosteleros se han plantado y han planteado que harán un cierre patronal si se consuma la última tropelía contra ellos, la declaración de zona acústicamente saturadas para casi un centenar de calles sin tener en cuenta la actual configuración de las mismas”. Se refiere a la aplicación de una serie de medidas en las declaradas Zonas Acústicamente  Saturadas (ZAS). Cerca de un centenar de calles del centro histórico y cinco de Teatinos donde se superan los niveles de ruido permitidos, por lo que para los vecinos es imposible descansar y hacer vida normal. La aprobación inicial de una serie de medidas como la prohibición de abrir nuevos negocios en estas calle o de adelantar el horario de cierre ha puesto en pie de guerra a los hosteleros, que la semana pasada anunciaron que cerrarán el viernes 30 de noviembre, día en el que se inaugura el alumbrado de Navidad, si el alcalde De la Torre no da marcha atrás en la aplicación del ZAS. Cuya aprobación definitiva está prevista para finales de año. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

“OJALÁ los hosteleros hagan huelga y cierren los bares el día 30 para que así pueda dormir tranquilo. Aunque no les creo, son muy ‘gallitos’. Puede que hagan huelga a la japonesa y abran 24 horas, total serán sus pobres empleados los que estén en el negocio”, asegura Eusebio Gallardo, portavoz de la AA.VV El Romeral Contra el Ruido y habitante de Teatinos. “El problema es que el Ayuntamiento ha permitido a los hosteleros poner mesas y sillas para atender a 150 clientes cuando solo deberían de atender a un máximo de 50. Durante mucho tiempo el Consistorio ha mirado para otro lado. Estamos hablando de cerca de 10 años atrás. El problema se ha ido haciendo cada vez más grande y ahora el Gobierno local (PP) se ve obligado a tomar una serie de medidas que le van a hacer perder votos. La responsabilidad de que se cumpla la ley es del Ayuntamiento que dirige De la Torre (PP). La dejadez del Consistorio ha desembocado en esta problemática. Los hosteleros han hecho lo que les ha venido bien para su negocio. Si ponen demasiadas mesas y sillas y tienen que pagar una multa por ello de vez en cuando, la pagan y ya está porque les sale rentable”.

RECIO recoge en su artículo que “los bares y restaurantes de Málaga están siendo demonizados últimamente. Se les señala como los culpables de todos los males del centro, de los ruidos, de que haya tantos turistas, de que entorpezcan con sus terrazas el paso de todo el mundo. Vamos, que parece que vivimos en una ciudad poco menos que apocalíptica por culpa de estos profesionales, tildados por muchos como usureros y explotadores”. Esta revista se ha hecho eco de cómo los medios de comunicación nacionales, como Telecinco o La 1, han publicado reportajes de lo difícil que resulta circular a pie por algunas calles del centro de Málaga debido al volumen de mesas y sillas. (Ver noticia: ‘Telecinco’ emite en su informativo nacional imágenes de las mesas del ‘malagueño’ bar La Canasta ‘pisoteando’ el monumento a la Constitución en el Centro de Málaga. Se hace eco de la brutal ocupación del espacio público por la hostelería). Del mismo modo, esta revista publicó las restrictivas normas de obligado cumplimiento que el establecimiento Brunchit impuso a sus trabajadores. (Ver noticia: Así son los hosteleros de Málaga. EL OBSERVADOR publica las restrictivas normas del establecimiento Brunchit de “obligado cumplimiento” para sus trabajadores. Una de las empleadas fue despedida por quejarse de las mismas).

RECIO emplea en su artículo el mentiroso argumento de que hay que pensar en las 4.700 personas que trabajan en el centro (en donde solo están unas 8 horas) y que les den a las que viven allí las 24 horas, porque son menos, según Recio son 2.700 vecinos. “No me vale el discurso de la pérdida de puestos de trabajo si estás fuera de la ley en materia de ruido”, indica Gallardo. Que añade que “todos sabemos de casos de gente que trabaja en la hostelería 8 horas y le dan de alta 6 o menos”. Además El vecino de Teatinos menciona el amplio espectro de tiempo durante el que abren algunos locales: “en el barrio hay un negocio abierto desde las 06:30 horas hasta las dos de la mañana, casi 20 horas”.

RECIO no menciona en su artículo a las escasas docenas de personas que no llegarán ni a 100, propietarios de los establecimientos, que son los que de verdad se llevan las ganancias de los negocios que defiende Sur y que son las que fomentan el chantaje para seguir ganando dinero a espuertas. (Ver noticia: Los empresarios hosteleros chantajean a Málaga amenazando con despedir a 2.500 trabajadores si no se hace lo que ellos quieren con las mesas y sillas de las terrazas, ese descontrol en el centro que impide incluso pasar a las ambulancias). Cómo se nota que los que insertan publicidad son los empresarios, esos 100, y no los 4.700 trabajadores de la hostelería o los miles de vecinos que viven en el centro y Teatinos.

EN cuanto a una de las medidas estrella propuesta por De la Torre, la de la restricción de que nuevos bares abran en las Zonas Acústicamente Saturadas, una de las normas que más indigna a los hosteleros, Gallardo indica que “nos hace gracia que el Ayuntamiento prohíba la apertura de más bares cuando no hay locales ya disponibles para ello. Lo que puede pasar es que en un futuro las tiendas de ropa y las carnicerías del barrio cierren para convertirse en bares. Pero por ahora ya se ha saturado la zona”.

2e1ax_vintage_entry_Revista-El-Observador

Rebélate contra el ruido