España es el país con más densidad mundial de bares: cuenta con 260.000 establecimientos

De los 260.000 establecimientos con los que cuenta España en la actualidad, un 60% son bares tradicionales de más de 15 años de antigüedad media.

España, el país con más densidad mundial de bares, cuenta con 260.000 establecimientos, uno por cada 175 personas, según los datos de la consultora Nielsen, que prevé que el número de aperturas crezca el 1,5% durante 2016, tras un alza en 2015 del 3,6 por ciento.

El director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, ha destacado en rueda de prensa que se está retomando la tendencia de apertura de bares de antes de la crisis, uno de los mejores indicadores que muestran la evolución de la economía. Núñez ha indicado que muchos españoles han encontrado una nueva salida profesional en la hostelería, como empresarios, autónomos o poniendo en marcha su franquicia de restauración organizada. El sector diversifica la oferta -el bar tradicional “está en declive”; la franquicia ha traído más innovación y nuevas formas de trabajar y hay segmentación en los locales para atraer a los consumidores a lo largo de todo el día, aprovechando diferentes momentos de consumo, ha resumido.

Por su parte, el responsable del sector Horeca de Nielsen, Agustín Sans, ha remarcado que durante los siete años de crisis económica -desde 2008- se destruyeron entre 25.000 y 30.000 puntos de venta y el 30% del valor en la venta de bebidas en la hostelería, con los locales nocturnos como principales damnificados. En 2015 el consumo fuera del hogar empezó a recuperar clientes -según ha remarcado Sans- y también el gasto, en lo que ayuda el mayor clima de confianza -superior a países como Italia o Francia, por ejemplo-, las cifras récord de turistas y los indicadores macroeconómicos -bajo IPC, rebaja de las hipotecas y más empleo-.

Sans ha detallado que, de los 260.000 establecimientos con los que cuenta España en la actualidad, un 60% bares tradicionales de más de 15 años de antigüedad media (244.088). Aprecia una tendencia creciente a la apertura de locales de restauración organizada, que son ya más de 7.500, mientras que casi 8.200 establecimientos son “estacionales de costa”. “Después de siete años, se abren bares por primera vez”, con una densidad por habitante que está por encima de países como Reino Unido, Francia o Italia, ha detallado el responsable del sector Horeca de Nielsen.

Ha valorado que la hostelería es vital para la economía española -casi la mitad de la población activa española como fuera del hogar- y, además, el 8% de la población activa trabaja en el sector. Además, y gracias al crecimiento que esperan en el número de locales para 2016, confían en que el alza en el volumen de ventas se sitúen por encima del 5%. Del informe de Nielsen se desprende que, tanto los bares como los consumidores, están experimentado importantes cambios.

“La cervecita vuelve” y supone más del 56 % del crecimiento de la hostelería diurna, en volumen, durante el último año móvil -hasta abril de 2016- y “la barra cambia” para adaptarse a un perfil de cliente que valora más la salud, la moda y el disfrute y productos como ginebras, tónicas e incluso bebidas alcohólicas premium.

El consumo de cerveza y alcohol de alta graduación durante el día crecen el 7,8% y el 7,2% en el último año móvil. El consumidor busca locales temáticos, sofisticados, organizados, de bajo coste y nuevos conceptos de restauración, pero siempre con la tecnología como aliada y, de hecho, “el e-bar ya está aquí”.

El ocio nocturno pierde peso y gana el consumo durante los fines de semana -al mediodía- y las tardes del viernes. Los españoles gastan 67 euros al mes en sus salidas nocturnas, cuando en 2009 rozaban los 100 euros.

EFE | Madrid | Actualizado el 21/06/2016 a las 18:26 horas

 

images

 

Anuncios

La hostelería lanzará una alternativa al veto total de terrazas

El sector no se resigna a la prohibición integral planteada por el Ayuntamiento de Málaga en calles céntricas como Santamaría o Molina Lario

Lucas Martín 16.06.2016 | 05:00

j005ma02

 

Los hosteleros de Málaga presentarán en las próximas semanas una propuesta alternativa al Ayuntamiento para tratar de impedir que se ejecute finalmente la planificación del uso del espacio público prevista para 2017, que, a falta de posibles acuerdos posteriores, incluye la retirada total de permisos para terrazas en algunas de las calles más populares y de menores dimensiones del centro.

Según informó la asociación Mahos-Amares, el colectivo, ya unificado en una única organización, trabaja en estos días en una iniciativa que tiene como objetivo garantizar la ampliación del espacio reservado a los ciudadanos con la supervivencia, aunque reducida, de la actividad exterior de los establecimientos. Un asunto, este último, que resulta vital para muchos de los negocios, que dependen en gran medida de la explotación directa de las mesas y de su capacidad para ejercer de reclamo de la clientela, asegura José Simón Martínez, portavoz de los hosteleros.

La idea que maneja la asociación, todavía pendiente de perfilarse, presume el establecimiento de elementos fijos que rompan con la ambigüedad y delimiten sin necesidad de recurrir a posteriores auditorías el espacio urbano consagrado a cada uno de los establecimientos. En este sentido, Mahos-Amares ha pensado en soluciones de positivo impacto estético, como la instalación de una línea de pequeños maceteros.

El plan del colectivo es la respuesta al planteamiento inicial del Consistorio, que, ya ha trasladado su decisión de no conceder ninguna autorización para el próximo año en las calles Santamaría y Molina Lario, las primeras, de este tipo, incluidas en el área que está definiéndose en el plan de negociación por zonas que ocupa al equipo de gobierno y a los hosteleros.

El Ayuntamiento y los establecimientos, después de innúmeras tensiones, acordaron en abril estudiar por tramos la situación del Centro y supeditar la concesión de permisos en función al grado de explotación que presenta cada zona. En lo que respecta a las vías más angostas, todavía no ha habido consenso, ya que Mahos-Amares entiende que existen alternativas a la desaparición radical de las mesas.

images (2)

Comercio se salta a Urbanismo y autoriza terrazas junto a la Catedral

Los vecinos aseguran que había un compromiso para no permitir estas instalaciones

S. SÁNCHEZ MÁLAGA | ACTUALIZADO 10.06.2016 – 01:00

El área de Comercio del Ayuntamiento de Málaga abre la vía para que los dos únicos establecimientos hosteleros localizados en el entorno sur de la Catedral, objeto de una importante obra de reurbanización y semipeatonalización, instalen mesas y sillas en sus terrazas. El paso adoptado por el departamento encabezado por la concejala María del Mar Martín Rojo choca con las pretensiones marcadas por la Gerencia de Urbanismo en noviembre del año pasado, cuando fue drástico en la necesidad de liberar de terrazas la mayor parte del espacio ganado para el peatón, acotando como mucho la colocación de alguno de estos elementos junto a la fachada de los propios locales.

Sin embargo, a tenor de la información trasladada por Comercio a la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, la autorización oficial va más allá. En concreto, son cuatro los establecimientos del entorno que disponen de permiso para la colocación de terrazas; París-Tokiom con 14 metros cuadrados; Muelle 13, con 28 metros cuadrados (14 de ellos en Cortina del Muelle y otros 14 en la calle Charlie Rivel); La Parrilla, con 19 metros cuadrados, y Refectorium, con otros 14 metros.

Los dos casos que más llaman la atención son estos dos últimos, en especial porque se trata de dos negocios que antes de que se acometiese la obra de reurbanización no tenían superficie de acera suficiente para poder poner mesas y sillas. Sin embargo, ahora, una vez ampliadas las zonas de estancia, pasan a contar con el visto bueno de Comercio. Sobre ello, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ya argumentó a finales de noviembre del año pasado, ante las críticas de los empresarios de la zona, que si esos negocios conseguían poner alguna mesa “pegada al bar ya se habrán encontrado con eso”.

Conforme a las autorizaciones oficiales, La Parrilla ha llegado a ocupar con la terraza casi la mitad del ancho del espacio que separa su fachada de la escalinata sur de la Catedral. En el caso de Refectorium, los vecinos de la Asociación Centro Antiguo mostraron su malestar, al tratarse de un espacio compartido con la traza de acceso y salida al aparcamiento que hay en ese punto.

“Es una aberración total”, expuso la presidenta del colectivo, Ester Ramírez, quien informó de que iba a remitir una carta a la concejala del área ante lo ocurrido. “Es saltarse todo, porque había un compromiso firme”, añadió. En este punto, aludió a las conversaciones mantenidas en su día tanto con Martín Rojo como con la directora general del departamento, Esther Molina, en la que se comprometieron a a no dar autorización para la ocupación de la vía pública en las proximidades del parking, “dado el tránsito constante de vehículos y que no se podía garantizar la seguridad de las personas que hay ahí”.

En cuanto a la posición de Urbanismo, en otro escrito de respuesta a la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, el responsable municipal se limitó a recordar la remisión en octubre de 2015 de un informe del Departamento de Arquitectura e Infraestructura “en relación a las posibilidades de ocupación de vía pública en el entorno de la Catedral compatible con el desarrollo de las obras correspondientes al proyecto de renovación urbana del entorno de la Catedral”. En el mismo se adjuntaba un plano en el que se aprecia una zona rayada que Urbanismo “considera completamente imprescindible que se mantenga libre de ocupación de mesas, sillas, sombrillas, veladores…, liberando el espacio rodado y vegetación de poco valor”. En cuanto al resto del espacio, “deberá ajustarse a la ordenanza municipal y a lo establecido en el Pepri Centro.

Cabe recordar que uno de los principales propósitos de Urbanismo al marcar estos límites era evitar lo sucedido con la Plaza de las Flores, objeto de otra importante actuación de reurbanización años atrás. Desde la culminación del proyecto, la proliferación de terrazas y la ocupación del espacio público es una constante.

MALAGAHOY

Empresarios turísticos piden ampliar los horarios de las terrazas en Málaga

Mahos y Aehcos les trasladan al consejero de Turismo la necesidad de adaptar la normativa que tiene diez años de antigüedad

El consejero andaluz de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, ha augurado hoy que este será “un buen verano” para Andalucía, ya que hay una previsión de incremento de “un 5 o 6 por ciento de turistas”, y ha resaltado “los incrementos que ha habido en los meses que no son de verano”.

Fernández, que se ha reunido en Málaga junto a varios dirigentes del PSOE con representantes de asociaciones de hostelería Mahos y Aehcos , ha recordado que en el primer cuatrimestre se ha producido un incremento del 12 por ciento de turistas en Andalucía, “lo que permite tener una actividad rentable y más empleo en las zonas turísticas”.

Esta mañana se han reunido el Consejero de Turismo, Javier Fernández, junto a Ricardo López, candidato del PSOE al Congreso por Málaga, Marisa Bustinduy, parlamentaria andaluza y secretaria de Turismo del PSOE andaluz, la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) y la Asociación de Empresarios Hosteleros de la Costa del Sol (Aehcos) para recoger las demandas de los empresarios turísticos y estudiar qué puntos de acuerdos se pueden alcanzar. En este sentido, Jesús Sánchez Molero, presidente de Mahos, ha comunicado en la reunión las demandas que desea el sector hostelero para la época de mayor turismo en Andalucía. “Queremos hacer hincapié en la normativa del horario. Reclamamos una actualización y reglar esa normativa. No se puede tener una normativa de hace diez años cuando los tiempos han cambiado. La importancia de las terrazas es fundamental en nuestro sector porque es lo que demanda el público”, ha asegurado esta mañana Sánchez.

Esta actualización de la normativa de horarios no solo afectaría a las terrazas, sino también a restaurantes, pubs, discotecas, entre otros. Según los lugares donde se sitúen los establecimientos, Sánchez ha advertido que “se mantendría el mismo horario o se ampliaría”.

El consejero de Turismo ha respondido a las palabras del presidente de Mahos explicando que “debe haber convivencia entre vecinos y turistas. Mantener ese equilibrio, que los vecinos no sienta que el turismo es un peligro”.

Por su parte, el consejero de Turismo ha asegurado que va a ser un buen verano. Se prevé un incremento del 5’6 % de turistas en temporada del verano 2016″, puntualiza el consejero de Turismo. Además, Fernández ha destacado el aumento de turismo en un 12% en el primer cuatrimestre en Andalucía, donde se ha mantenido el empleo en zonas turísticas. “Ha habido un reparto en territorios donde ha afectado a cada uno de ellos, además de mantener y generar empleo. Vamos en el buen camino y la colaboración es imprescindible”, ha comentado Fernández

.s004ma02

images (2)