Vecinos del Centro piden silencio

Colocan en zonas ruidosas carteles con el lema «El descanso es un derecho, el botellón no»

Vecinos del Centro de la ciudad están colocado diversos carteles en las fachadas de sus viviendas pidiendo silencio y respeto ante las molestias que aseguran siguen sufriendo por las aglomeraciones de jóvenes que se producen junto a sus domicilios. Una de las zonas donde han aparecido estos carteles es en la calle Luis de Velázquez, junto a plaza Mitjana, punto caliente donde se reúne gran cantidad de personas los fines de semana. Oscar Agudo, uno de los vecinos afectados, asegura que pese a las denuncias formuladas por la asociación de vecinos Centro Antiguo y por los vecinos afectados, la situación no ha variado y las aglomeraciones y el consumo de alcohol en la vía pública se sigue produciendo, con las inevitables consecuencias que ello tiene para los residentes en las viviendas próximas.

«Aunque desde el Ayuntamiento se dice que han intensificado el control, la verdad es que hasta las tres de la madrugada están dejando consumir, y por tanto el escándalo y los ruidos persisten hasta el punto de no poder dormir», sostiene, por lo que está recogiendo firmas de vecinos afectados. Una acción que se produce meses después de que vecinos del Centro, hartos de exponer públicamente sus quejas y de que sus denuncias no obtuvieran respuesta, pasaran a la acción recurrieran al Defensor del Pueblo y presentaran en el Registro del Ayuntamiento más de 150 denuncias personalizadas dirigidas al alcalde y a las áreas de Comercio, Urbanismo, Medio Ambiente y OMAU en las que denunciaban los problemas que sufren desde hace años.

Las denuncias se referían a diversos aspectos, desde las carencias de accesibilidad, exceso de ocupación y presencia de hostelería, a los problemas generados por el ruido que deben soportar casi a diario debido a la concentración de personas que se produce en las zonas de bares de copas del Centro.

Vecinos del Centro piden silencio
Vecinos del Centro piden silencio
Estas reclamaciones siguen su curso y aún no se ha producido ningún pronunciamiento del Defensor del Pueblo, según Oscar Agudo, quien espera que finalmente sean atendidas las reclamaciones vecinales.

Tras las denuncias formuladas, el Ayuntamiento sometió a un mayor control a las zonas más conflictivas y se dio cuenta de que la Policía Local estaba procedido a sancionar a distintos establecimientos donde se produce una gran concentración de jóvenes, –como es el caso de la plaza Mitjana y calles adyacentes, y entre ellas Luis de Velázquez–, bien por incumplir el horario de cierre o por servir bebidas fuera de las zonas delimitadas para ello. Una actuación que los vecinos consideran insuficiente y que aseguran que no está teniendo el efecto deseado en su entorno.

 

images (3)

 

Anuncios

Los vecinos vuelven a clamar contra la saturación en la Plaza Mitjana

Una año después de sus primeras denuncias constatan que la situación se mantiene igual y cuestionan las acciones municipales

S. SÁNCHEZ MÁLAGA | ACTUALIZADO 13.07.2016 – 01:00

Los vecinos de la Plaza Mitjana y de las calles del entorno vuelven a la carga. Lo hacen después de constatar que se mantiene el incumplimiento de las ordenanzas de ruido y ocupación de vía pública en esta zona a pesar de las supuestas actuaciones impulsadas por el Ayuntamiento de Málaga para poner coto a una situación que se alarga desde hace algo más de un año. Las imágenes trasladadas por algunos de estos residentes a este periódico, tomadas a las 02:00 y a las 03:00 de la madrugada del pasado domingo, poco o nada se diferencian de las que motivaron las primeras denuncias de este colectivo de propietarios.

“La situación que estamos sufriendo es la misma, por mucho que se diga que la Policía Local está actuando; lo que creemos es que lo que hace es cubrir el expediente”, explica Óscar Agudo, portavoz de los vecinos del entorno. “Qué pasa, que el residente o el vecino no pueden empezar a dormir hasta las 03.00 de la madrugada”, se pregunta, aludiendo al horario que tienen como tope los locales nocturnos de la plaza para cerrar. De acuerdo con las mediciones realizadas por los propios afectados, el ruido superaba con creces el nivel máximo permitido.

Agudo incide una y otra vez que la responsabilidad sobre lo que está sucediendo en este punto del casco antiguo es del Ayuntamiento, por lo que debe ser la Administración municipal la que le dé una solución. “Nosotros no queremos el chumbo”, señala de manera gráfica. “Si este es el modo en que el Ayuntamiento está actuando, significa que hay algo que no funciona”, precisó.

Durante meses, este grupo de propietarios sondeó la posibilidad de acudir a los tribunales contra el Consistorio. La vía se mantiene abierta, aunque el representante vecinal precisa que antes de actuar se quiere esperar a conocer el pronunciamiento del Defensor de Pueblo Andaluz, al que se acudió el pasado mes de marzo. Se da la circunstancia de que el ente autonómico solicitó información al Ayuntamiento, que está siendo analizada en este momento.

El informe remitido por el alcalde el pasado 13 de junio recopila las actuaciones realizadas por la Policía Local en la zona a lo largo de 2015 y lo que llevamos en 2016. Conforme al documento municipal, las actividades de ocio en espacios abiertos supusieron 131 denuncias por consumir bebidas alcohólicas en zonas no autorizadas y 131 por vender o dispensar bebidas fuera de los establecimientos para el consumo en la vía pública. En los primeros meses de 2016 estas mismas acciones motivaron otras 34 y 70 denuncias, respectivamente. Todas ellas, según el Consistorio, fueron remitidas a Gestrisam.

En cuanto a los servicios realizados por la Policía Local en las la Plaza del Vado del Maestre y en la calle Luis de Velázquez el informe apunta que se realizaron 660 y 406 intervenciones, respectivamente, en 2015; mientras que en 2016 han sido 240 y 125. Ello, según el Ayuntamiento, “acredita el interés y el trabajo realizado en dichos lugares por esta Policía Local”. Algo con lo que no están de acuerdo los vecinos. “Lo que se está haciendo no está permitiendo corregir la situación”, insiste Agudo.

La posición del concejal de Seguridad, Mario Cortés, difiere de la de los vecinos. Si bien admite la complejidad de solucionar el problema existente en este punto, defiende los pasos dados por la Policía Local. “Puedo controlar los bares, pero la afluencia de personas en una plaza que no están bebiendo i haciendo nada, no”, expuso, añadiendo que el único modo sería controlar el acceso a la plaza, lo que es “inviable”. Cortés señala que si finalmente se adoptan medidas que permitan la regulación de los locales de ese entorno, podría lograrse una disminución de la afluencia de personas. “Hay un avance significativo, al punto de que los hosteleros nos han denunciado por acoso policial, aunque el juez nos ha dado la razón”, aseguró. “Se nos puede acusar de cualquier cosa, pero de dejadez no”, insistió.

MALAGAHOY

Diseñan unas pantallas acústicas para reducir el ruido de las terrazas de los bares

La ciencia se ha ofrecido a mediar en el conflicto entre vecinos y hosteleros a consecuencia de los ruidos que se generan en las terrazas de los negocios. Una ingeniera malagueña ha diseñado unas pantallas acústicas para que los bares y restaurantes puedan trabajar sin afectar al descanso de los residentes. El proyecto ya está en manos de la asociación de hosteleros, que busca recursos para poner en marcha una prueba piloto.

La ingeniera Inés Aragüez explica que su proyecto, que ha sido catalogado como modelo de utilidad por la Oficina de Patentes y Marcas, contempla la sustitución de los actuales toldos de lona por paneles sandwich; un material económico y que se utiliza para elaborar las pantallas acústicas que se instalan en las autovías o en las vías férreas para evitar molestias a la viviendas más cercanas.

Boceto de los toldos.
Boceto de los toldos. / Sur

Esta joven ingeniera explica que la utilización de dicho material aportaría muchas ventajas tanto a los vecinos como a los empresarios, ya que es resistente al fuego (evitaría que las llamas llegaran a los pisos situados sobre el local) y que actúa como barrera térmica (disminuye el calor en verano o el frío en invierno). Además es plegable y personalizable a demanda de cada empresario.

Junto a estos paneles horizontales, Aragüez detalla que la instalación se completaría con unos faldones verticales que colgarían de los superiores y se pondrían delante de las terrazas para evitar que el ruido se propague hasta las viviendas situadas enfrente. La instalación reduciría la contaminación acústica en 20 decibelios respecto a las viviendas superiores y en 9 sobre las de enfrente.

Una de las principales ventajas de este prototipo es que no se trata de estructuras fijas, sino que pueden plegarse y colocarse al mismo nivel de la fachada evitando así problemas de inseguridad. De hecho, en otras ocasiones se habían descartado proyectos similares porque la estructuras de obra podrían facilitar la entrada de ladrones en las viviendas.

Aunque de momento no se ha cuantificado el coste que tendría la instalación de estos nuevos aislantes, Aragüez apunta que los materiales necesarios no son caros porque se utilizan de forma habitual en muchas instalaciones, sobre todo en las naves de los polígonos industriales. «Es un material muy ligero que no tiene un coste elevado, por lo que su puesta en marcha no sería descabellada», señala.

Yasí también lo entienden los responsables de la asociación de hosteleros Mahos-Amares. Tras conocer de primera mano el proyecto han comenzado a buscar financiación para elaborar un proyecto piloto que presentar al Ayuntamiento. Su intención sería desarrollarlo cuanto antes, sobre todo teniendo en cuenta que el área de Vía Pública trabaja en la actualidad en la reordenación de todas las terrazas.

Hace dos años el Consistorio ya estudió la posibilidad de instalar pérgolas fonoabsorbentes en la zona de El Romeral para evitar las molestias ocasionadas por los bares, aunque finalmente se descartó porque requería de instalaciones fijas que podrían aumentar la inseguridad en todos los pisos bajos.

images (3)

ACUERDO CON LOS VECINOS DEL CENTRO HISTORICO

Centro Antiguio Malaga Romeral Ruido Original

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo de Málaga y la Asociación de Vecinos El Romeral contra el Ruido, hemos llegado a un acuerdo de colaboración en la lucha por los derechos vecinales en ambas zonas de Malaga Capital en lo concerniente al cumplimiento de la actual normativa de terrazas, mesas y sillas, así como de las normativas medioambientales de Ruido, siempre mediante una comunicación fluida entre nuestras asociaciones.

El acuerdo comprende también la difusión mediante nuestra web http://www.elromeralcontraelruido.wordpress.com, un enlace en nuestras web amigas  y las redes sociales Twitter y Facebook de las noticias que se produzcan en los medios de comunicación de Malaga referente a los temas tratados anteriormente asi como acciones conjuntas que creamos oportunas.

Malaga Julio de 2016

 

El Romeral quiere medidas contra el ruido para este verano

TAMARA MONTES DE OCA
05/07/2016 21:56

Temen que se les avecine un verano donde tampoco puedan pegar ojo. Los vecinos de El Romeral insisten en que el Ayuntamiento de Málaga adopte medidas urgentes contra el ruido que provocan las terrazas y negocios de ocio que han proliferado en los últimos años en esta zona residencial del distrito de Teatinos. El pasado 10 de mayo solicitaron una reunión a la Junta de Distrito, cuya respuesta aún siguen esperando.

El colectivo, que ha unificado fuerzas con los vecinos del centro histórico aquejados por el mismo problema, lamenta que el equipo de Gobierno popular siga dándoles largas hasta después de la temporada estival. Los resultados de las mediciones realizadas por el Ayuntamiento meses atrás dictaminan un exceso de decibelios, y abren la puerta a tramitar figuras de protección acústica como la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) y la Zona de Situación Acústica Especial (ZSAE).

“Mientras esperamos que tomen medidas, siguen abriendo a mansalva locales del mismo tipo en la zona”, critica Virginia Martín, abogada y vecina. El edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, aseguró este martes a Viva desconocer la petición de reunión pero se mostró abierto a un encuentro con los vecinos para escucharles a la mayor brevedad.

andaluciainformacion